Depósitos de gas natural, el nuevo negocio energético

El avance en las tecnologías de exploración para encontrar gas natural ha generado una gran abundancia de este commodity en el mercado energético. Consecuentemente, los inventarios han crecido a pasos agigantados y, a contramano de éstos, los precios han bajado con fuerza. En este sentido, algunas empresas estarían tomando cartas en el asunto, dado que el gas natural está en los precios más bajos de la última década.

Empresas como EnCana (ECA), que hace exploración para encontrar gas natural, ha resuelto soltar el acelerador en materia de producción, mientras que otras no pueden mermarla mucho. La cuestión es que cuando una empresa energética obtiene la concesión para explotar la tierra, tiene cláusulas específicas en materia de exploración y producción. En este sentido, tienen obligación de seguir buscando gas aún perdiendo dinero, ya que la sobreproducción automáticamente impulsa hacia abajo el precio de mercado.

Sumado a esto, el almacenamiento de las empresas de gas está llegando a sus topes y cada vez es más factible que haya carencia de depósitos. De este modo, una buena apuesta relacionada al gas podría ser invertir a favor de empresas que se dediquen a brindar almacenamiento y transporte para empresas de gas natural.

El último informe de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos mostró un incremento en los inventarios de gas que estuvo mínimamente por debajo de lo estimado. En el país norteamericano crecieron de 799 mil millones de centímetros cúbicos a 2,6 billones de centímetros cúbicos. Esto no vino de la mano de una demanda creciente, ya que los picos de consumo se dan en invierno, cuando es necesaria la calefacción. No obstante, la temporada invernal 2011-2012 presentó un invierno más templado que de costumbre, por lo que el consumo estacional se redujo.

Dónde posicionarse

Como dijimos anteriormente, la producción gas natural está creciendo frente al desmedro de la demanda por este commodity. En este sentido, empresas que podrían beneficiarse ante este escenario de mucha oferta, poca demanda y estrictas regulaciones que no permiten recortar la producción son compañías que se dediquen a almacenamiento de gas natural. Una manera accesible de apostar a estas empresas es a través del ETF MLPG, que contiene 15 empresas del sector cuyo flujo de caja depende de sus depósitos para almacenar gas natural. En lo que va del año lleva un rendimiento de 6,67%.

En caso que quiera apostar a empresas unitarias, una opción es Inergy Midstream (NRGM), que recientemente ha adquirido cavernas que podrían ser utilizadas como depósitos de gas natural, por lo que podría potenciar aún más su negocio.  Otra opción podría ser PAA Natural Gas Storage (PNG), que recientemente hizo un spinoff de su unidad más rentable, Plains All American (PAA). También podemos mencionar a Niska (NKA), que es el jugador del mercado más capacidad de almacenamiento de gas natural.

Podría ser una buena alternativa si se mira más allá de la inversión misma del gas natural. Con tanta cantidad de este commodity en circulación, se necesitarán muchos albergues para hacer algo al respecto.           

Deja tu respuesta