Cómo volverse millonario al estilo de Zuckerberg en Facebook

No me gusta ser demasiado recurrente en determinados temas, pero la salida a Facebook a Bolsa no puede pasar desapercibida en estos momentos de tanta turbulencia en los mercados y la economía global.

Los datos concretos muestran que Facebook se convirtió en la principal IPO de internet de la historia, vendiendo 421,2 millones de acciones a un precio final de US$ 38, el límite superior del rango propuesto por la empresa y Morgan Stanley, principal agente colocador.

De esta manera, la compañía recaudó algo más de US$ 16 mil millones, una cifra para nada depreciable para una empresa que, si bien es la red social más importante del mundo, su P/E muestra una ratio superior a las 100 veces.

¿Qué significa lo anterior? Qué son necesarios 100 años de ganancias anuales como las actuales para poder comprar la totalidad de la empresa a estos valores de mercado. Sorprendente, ¿no?

Con estos números sobre la mesa, hay algunas estadísticas que llamen la atención de cara a los que puede venir en los próximos meses:

 De las acciones vendidas en el IPO, el 57% de ellas pertenecían a inversores preexistentes y sólo el 43% de ellas a Facebook, lo que sugiere una fuerte influencia de “inside sellers“. Esto abre ciertas dudas de cara al futuro ya que si los propios accionistas preexistentes venden en estos momentos es porque creen que el precio actual de la acción es considerablemente elevado y no ven una fuerte apreciación en el futuro.

 De acuerdo a un relevamiento privado en el día de ayer entre 1.500 administradores de inversiones, el 68% de ellos considera que el actual precio de Facebook es una gran limitante para incorporar al portafolio de inversión, dando alguna señal de que la demanda podría ser débil en las próximas semanas hasta el momento en que el precio se torne más atractivo.
Esto sugiere cautela de cara al futuro, tratando de despojarnos de la volatilidad que dominará a la acción en las primeras semanas de cotización.

Los nuevos millonarios y su oportunidad de serlo

La salida a Bolsa de Facebook ha convertido a Mark Zuckerberg, de tan solo 28 años de edad, en la vigésima novena persona más rica del mundo con una fortuna estimada en US$ 19.100 millones según el precio de corte de Facebook en su IPO.

No solo Mark Zuckerberg tiene grandes razones para festejar, sino que muchos inversores, denominados ángeles, están corriendo la misma suerte de multiplicar por 100 o 200 veces su inversión inicial en Facebook.

Por ejemplo Bono, el cantante del grupo U2, se convertirá en el cantante más adinerado del mundo tras invertir US$ 90 millones en la red social en 2009 y en la actualidad esa inversión está valuada en más US$ 1.000 millones.

Uno como inversor se preguntará, ¿cómo puedo acceder a estos nuevos proyectos de inversión de empresas que están naciendo recientemente? ¿Es posible invertir en estas start up?

Desde InversorGlobal nos hemos propuesto la meta de acercar esta posibilidad a nuestros suscriptores, rompiendo la barrera entre estos proyectos y sus necesidades de financiamiento en su fase inicial.

Hay que hacer una aclaración respecto a estos proyectos: son de alto riesgo, ya que están en su fase de desarrollo y luego de prueba, lo que no asegura el éxito de la transacción, pero en el caso de que sí lo sea, la posibilidad de multiplicar el capital semilla invertido es exponencial.

Desde Inversor Global, a través de nuestro Reporte de Recomendaciones de Inversión, Crisis & Oportunidad, hemos acercado la primera oportunidad de invertir en una start up.

Se trata de la primera alternativa ofrecida de las muchas que vamos a presentar.

Creemos que es, sin duda, un gran valor agregado para aquellos ahorristas e inversores que buscan invertir en estos proyectos relativamente nuevos y a los cuáles no tienen acceso de manera inmediata.

El éxito de la start up marcará el éxito de su inversión y, con ello, acercarse cada vez más al estatus que goza hoy Mark Zuckerberg y el resto de los inversores que confiaron en Facebook.

Un saludo,

Diego. 

Deja tu respuesta