Cómo las acciones de Estados Unidos obtienen ganancias en América Latina

Que los emergentes son conocidos por ser países con prospectos de fuerte crecimiento no es una novedad, y menos en Latinoamérica. El aumento de la clase media en países como Brasil o Colombia ha abierto aún más el apetito de empresas estadounidenses para desembarcar sus oficinas en el hemisferio sur.

A pesar de que lo primero a lo que esto nos remite es al consumo, hay un sector que está aprovechando el fenómeno. Con esto nos referimos a las compañías de televisión satelital, y más precisamente DirecTV (DTV), una firma donde pusieron el ojo cuatro gurúes de las inversiones como Warren Buffett, George Soros, Joel Grennblatt y Mario Gabrielli. No es para menos que hayan puesto su atención en esta empresa, ya que tiene un crecimiento anual en sus márgenes operativos de 20%.

DirecTV actualmente tiene dos mercados. Por un lado, el que desarrolla en América del Norte, que es sólido y genera caja constantemente. Por otra parte, en Sudamérica está viendo amplios márgenes operativos provenientes de los productos premium que lanza la empresa, en un mercado donde tiene 140 millones de usuarios.

De esta manera, se ve que es una empresa que no tiene que hacer mucha ingeniería para seguir creciendo dado que su negocio se muestra bastante consolidado. A esto súmele que cotiza en un ratio precio/ganancias de 13 veces, por lo que a simple vista parecería una inversión muy atractiva.

En el cierre de balance de 2011, el CEO de la compañía declaró que un 80% de las ganancias de DirecTV provinieron de Latinoamérica, sumado al crecimiento en los ingresos por ventas. Sumado a esto, América Latina presenta un proceso de urbanización cada vez más acelerado y una penetración de los sistemas de televisión paga cada vez más pronunciada. De este modo, parece un contexto sumamente promisorio para una empresa que puede seguir creciendo.

DirecTV para todos

En Estados Unidos, al igual que ocurre en Argentina, el servicio de DirecTV es considerado de categoría premium. No obstante, a pesar de que la compañía gana nuevos suscriptores de manera sostenida, el objetivo es también centrarse en los ya vigentes. Asimismo, la empresa podría aplicar la política de productos de valor en familias de menores ingresos, el mismo que utiliza en América Latina, para ofrecer su servicio a precios más bajos y así ampliar el espectro de clientes.

De todos modos, hay algunos puntos que la compañía debería rever antes de seguir con su proyecto de expansión. Sus gastos de instalación y suscripción a determinados productos podrían transformarse en una gran piedra en el zapato. La compañía instala los satélites en las casas de manera gratuita pero, si bien hace felices a sus clientes, el gasto para la empresa es muy alto. Con respecto a la programación, la dificultad que se le presenta a veces para conseguir la programación por cuestiones de costos hace que deba aumentar paulatinamente los precios. No obstante, la compañía está respaldada por la alta tasa de renovación en las suscripciones. Pero no debe confiarse, sino podría terminar como Netflix, cuya acción ha sufrido continuos golpes en los últimos doce meses.

Un diamante en bruto

El valor intrínseco de DirecTV debe ser una sorpresa para el mercado, incluso teniendo en cuenta que muchos inversores millonarios han apostado a sus acciones. La gente tiende a pensar que el valor sólo se encuentra en empresas escondidas, pero a veces no es necesario rasgarse la vestidura ni exigirse en la búsqueda. El potencial crecimiento de la firma en Latinoamérica, su bajo ratio precio/ganancias y sus promisorios márgenes –además del 20% operativo también muestra un ROA (retorno sobre activos) de 16%- hacen que las acciones de DirecTV puedan llegar a considerarse una interesante alternativa en el mediano a largo plazo.

Deja tu respuesta