Cocheras, una receta conservadora con bajos riesgos

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                Candelaria Cerutti

Las cocheras podrían ser una alternativa a con altos rendimientos para aquellos que quieren poner su dinero a trabajar, pero no cuentan con un elevado monto de capital. 

No sólo para resguardar el auto, sino también los ahorros, las cocheras se están transformando en una de las opciones más consultadas por los inversores. Son varios los especialistas del real estate los que sostienen que, en comparación con la rentabilidad que puede dar un departamento de dos ambientes, las cocheras son un gran negocio.

Esto se explica, cuentan los entrevistados, por diferentes factores. Por un lado, como ocurre con cualquier bien, cuando sube su demanda de algo también lo hace la de su bien complementario. Esto es lo que está pasando en Argentina: hay más autos circulando –en marzo la venta de autos tuvo un crecimiento interanual de 21%, según informóla Asociaciónde Concesionarios de Automotores-, lo que se traduce en una mayor demanda de lugares para estacionar.

Por otro lado, sumado al aumento en la venta de automóviles, en los últimos años cerraron muchos garajes en la ciudad de Buenos Aires. Si a esto añadimos que muchos de los nuevos edificios que se construyen tienen menos cocheras que la cantidad de departamentos existentes, hace que los garajes cubiertos sean cada vez más buscados.

“Mientras el boom del consumo, la inflación alta y la falta de crédito para la compra de vivienda siga estimulando la compra de autos, las cocheras tienen un escenario alentador”, avisa Mariano Otálora, autor deInversiones para todos. José Rozados, de Reporte Inmobiliario, apoya esta visión: “hay un déficit estructural de espacios de guardado. La demanda de lugar sobrepasa a la oferta disponible”, afirma.

De esta manera, no encontrar lugar para estacionar podría tener un lado positivo para aquellos inversores que no cuentan con el dinero suficiente como para comprase un departamento, pero sí una inversión más asequible. Según los especialistas consultados, con una inversión inicial de US$ 15 mil es posible adquirir una.

Si bien hay diferencias dependiendo del precio,  la ubicación, las características especiales y su antigüedad, se estima que las cocheras podrían dar una rentabilidad anual en dólares, por concepto de alquiler, de entre 5% y 7%.

“Más allá del atractivo que puedan reflejar por la falta de espacios es un mercado complejo para invertir, hay que tener en cuenta que la potencial demanda viene sólo de un radio de no más de200 metrosa la redonda. Puede ser una buena inversión, pero hay que conocer muy bien qué opciones hay en esos200 metros”, advierte el arquitecto Germán Gómez Picasso, CEO de Reporte Inmobiliario. Respecto a este tema, Otálora dice que “es importante destacar que no todas las zonas son rentables por igual. En estos últimos tres años, algunas cocheras aumentaron entre un 8% y 10% anual en dólares mientras que en otros lugares crecieron arriba del 20%”.

Es por eso quienes estén interesados en comprar una cochera deben buscar…

Para aquellos interesados en esta inversión, pueden seguir leyendo la nota a través de un click acá. Si no estás suscrito a revista InversorGlobal, puedes hacerlo a través de un click acá.

Deja tu respuesta