Un sector que nadie toma en cuenta pero que puede dar que hablar

¿Cómo podría alguien querer invertir en un sector que tiene una tasa de fracaso que oscila entre el 85% y el 95% en materia de inversión? ¿Estaría dispuesto a invertir en una empresa y ver al 90% o más de sus ahorros desaparecer en menos de 24 horas?

Si alguno es inversionista de acciones de biotecnología no es ajeno a esta realidad y sabe de lo que estamos hablando. Pero el objetivo de esta nota no es deprimirlo sino mostrarle cómo usted puede, aún invirtiendo en un sector que en a primer vista no parece rentable, hacer dinero.

En ese sentido, es importante saber que cuando una empresa del rubro biotecnología comercializa un medicamento de marca, su inversión puede duplicarse durante la noche. Así de fácil. El problema es que este proceso muchas veces puede tardar años y ser muy engorroso

Aun así, la buena noticia es que las cosas parecerían estar cambiando.

Por eso le dejamos estos puntos a tener en cuenta:

En los círculos populares de inversión, las firmas de biotecnología son consideradas como empresas que tratan una enfermedad, pero son más grandes que eso. Empresas como Dendreon y Celgene desarrollan productos para el tratamiento de enfermedades, pero la biotecnología también incluye la producción de semillas genéticamente modificadas para la agricultura, plásticos biodegradables, biocombustibles y otros usos industriales.

El mayor enemigo de estas empresas, según los analistas del sector, es la Food and Drugs Administration, FDA, el organismo estadounidense que da el visto bueno o baja el pulgar para el lanzamientos de nuevos medicamentos y productos alimenticios. Una vez que un fármaco pasa por una serie de pruebas, la empresa de biotecnología presenta una solicitud para su aprobación. Aquellos con experiencia en el trato con la FDA pueden dar fe de que se trata de una organización que puede ser muy conservadora en algunos períodos y muy liberal en otros, pero de la cual nunca se sabe con certeza cuál será su veredicto.

Y es este el mayor problema con el que se encuentran las empresas de biotecnología.

Pero el negocio parece estar cambiando. Las empresas que empleaban grandes equipos de científicos para encontrar la cura a una enfermedad están haciendo la transición hacia compras de empresas más pequeñas de investigación, o de los medicamentos que producen.

Por ejemplo, en 2006, las grandes compañías farmacéuticas gastaron cerca de US$ 17 mil millones en más de 250 empresas de biotecnología. Con la compra de empresas que ya están en el proceso de desarrollo de nuevos tratamientos, las compañías farmacéuticas pueden centrar sus esfuerzos en otras áreas, como marketing, para asegurar un mayor rendimiento financiero.

Esto se debe a que, al comprar este tipo de empresas, el único riesgo que se corre es que los fármacos fallen en el mercado, en lugar del riesgo que oscila entre el 85% y 95% de que el medicamento ni siquiera llegue al mercado, como venía ocurriendo en el pasado.

Eso, sumado a la reciente aprobación del acceso más rápido a tratamientos especializados en Estados Unidos, es un acelerador del proceso mediante el cual los medicamentos para enfermedades sin cura salen al mercado.

De esta manera, si bien hay que ver cuáles son los resultados y las estadísticas financieras del sector de la biotecnología este año, hay muchos indicios para pensar que este negocio podría estar encontrando una cura. 

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;The Ontario couple took a break from studying for medical exams to enjoy the festivities

I am well aware, and live with a lot of guilt about the fact that I feel like a burden on my loved ones, I don’t need a reminder.toms on sale
I find it really annoying that the government has a lot of spending that’s unneeded.prada bags
Its very very stylist.boutique louboutin

They knew the Hayes Barton Caf and Dessertery, just down the street from their home in Five Points, was the perfect setting for the blind date scene that’s the backbone of their romantic comedy, “Oh Crappy Day.prada sunglasses
That number is based on points St.mulberry handbags uk
Michaels’ brother, Jeff, is politically active and heads a powerful lobbying firm, and was chief of staff under Gov.prada uk

Deja tu respuesta