Un compromiso familiar que puede hacerlo ganar dinero

Hoy más que nunca la gente está preocupada por su futuro financiero. Es por eso que acude a asesores financieros, bancos y demás especialistas para saber qué hacer con su dinero. Pero muchos no se dan cuenta que la mejor manera de asegurar el capital podría estar más cerca de lo que piensan.

Por lo menos eso piensa Dan Caplinger, de The Motley Fool, quien afirma que trabajar junto a los seres queridos puede garantizar un buen porvenir a largo plazo para las generaciones futuras.

Así como en muchos aspectos de nuestras vidas, dependemos de otros para obtener ayuda –ya se trate de su familia, las personas con las que trabaja, o amigos de toda la vida que nos ayudan a superar los momentos de dificultad- lo mismo deberíamos hacer cuando de dinero se habla.

Pero esto no es tan fácil de lograr. Caplinger cuenta que cuando él trabajaba como asesor financiero se encontraba con innumerables familias donde los jefes del hogar eran muy reacios a pasar la riqueza hacia las generaciones más jóvenes. A menudo, la preocupación era simplemente que podrían necesitar ese dinero para ellos mismos en algún momento. Además, también había muchos que estaban preocupados por darles a sus hijos y nietos mucho dinero desde el principio por miedo a echar a perder su ambición y hacer que ellos dependan de la riqueza heredada  y no aprendan a valorar el dinero.

Por desgracia, el aislamiento financiero –que resulta del silencio acerca de asuntos de dinero- hace a la gente perder oportunidades de inversión. Considere el problema que enfrentan la mayoría de las familias:

Los miembros más antiguos tienen más recursos, pero no puede tomar muchos riesgos ya que de ellos depende el mantenimiento del hogar. Por lo tanto, tienden a invertir de forma más conservadora, produciendo rendimientos más bajos pero seguros.

En cambio, a los miembros más jóvenes de la familia les encantaría poder tomar más riesgo para obtener un alto rendimiento. Ellos podrían hacerlo, ya que no son los responsables de mantener la casa, pero los más jóvenes suelen no tener el capital necesario para hacerlo.

En resumen, quienes pueden tomar riesgos no tienen dinero suficiente para hacerlo y, a la inversa, quienes tienen el capital no pueden arriesgarse a tal inversión.  

Es por eso que la situación ideal implicaría invertir en instrumentos de alto rendimiento y garantizarle a que aquellos de la familia que estén en la mejor posición económica que podrán manejar ese riesgo. De esta manera, la situación ideal para Caplinger es que la generación joven garantice el futuro de sus padres y abuelos a cambio de la oportunidades de invertir el capital más rentable de la familia.

Esto puede sonar revolucionario, pero en definitiva es cómo funciona el mundo de las finanzas. Firmas como Hartford Financial (HIG), Genworth (GNW) y Prudential (PRU) han aplicado este modelo durante los años en el asesoramiento a sus clientes. A cambio de una prima anual por adelantado, las compañías de seguros ofrecen una variedad de opciones de inversión y garantías que los clientes pueden usar para asegurar un flujo confiable de ingresos durante toda su vida.

Es cierto que la mayoría de la generación joven de la familia no tiene las mismas garantías que las compañías de seguros. Pero el arreglo familiar tiene dos ventajas que las empresas aseguradores no tienen. En primer lugar, a diferencia de las ventas de seguros de los agentes, los miembros de la familia no tienen que cobrar una comisión. En segundo lugar, si el acuerdo deriva en rentabilidad–es decir, que haya dinero de sobra cuando los miembros de la familia más antigua ya no estén más -, el dinero permanece dentro de la familia.

De esta manera, la familia tiene mucho potencial y mucho por hacer cuando de finanzas se habla. Por eso es importantísimo que usted encuentre la manera de hablar de dinero con sus hijos y nietos. En muchas familias eso es un gran obstáculo para lograr una tranquilidad económica.

Pero los beneficios de mantener el dinero dentro de la familia podrían ayudarlo a superar este obstáculo. No pierda más tiempo y sáquese de la cabeza el tabú de que no se puede hablar de dinero en familia y pruebe por sí mismo que trabajando con a sus seres queridos puede ser la mejor manera de hacer crecer su billetera. 

Deja tu respuesta