Seis tips para un portafolio pasivo pero efectivo

Muchas veces los analistas tienden a criticar a quienes usan estrategias pasivas a la hora de trazar un plan de inversiones. No obstante, algunos gurúes como Warren Buffett han hecho oídos sordos a esa crítica y han dejado que el mercado diagrame sus fortunas en el largo plazo; también hay una cuota de sabiduría, ya que han sabido esperar pero también encontraron los papeles perfectos para hacerlo.

En este sentido, el columnista de SmartMoney, Paul Farrell, cita una frase de Arthur Levitt, ex presidente de la SEC –el ente regulador del mercado financiero estadounidense- dicha hace una década: “los inversores estadounidenses han sido estafados al igual que un banco por un ladrón enmascarado con un arma”. Esto se refiere a que los profesionales del trading tienden a inculcar que los buenos rendimientos se obtienen a partir de hacer una administración activa del portafolio. Y quizás puedan obtener más rendimiento en el corto plazo, pero las comisiones que deberá pagar por cada transacción harán que todas esas ganancias se reduzcan considerablemente.

La ecuación es simple: a más compra y venta, más comisiones y, a más comisiones, más ganancias para el broker. Es por eso que todos van en contra de la administración pasiva, ya que en este caso se pagan honorarios de manera más espaciada y, consecuentemente, las ganancias son menores para el asesor.

Este tipo de cartera pasiva, que Farrell llama “portafolio perezoso”, por oposición a los enmascarados encarnados por los brokers y sus comisiones. Considera que este tipo de portafolios le da mucha más seguridad al inversor para manejar el dinero de su retiro en lugar de ver a Wall Street como un casino.

También agrega algunas cifras concretas para ilustrar por qué es preferible un perezoso. En la década finalizada en 2010, ajustado por inflación, el S&P 500 perdió alrededor de 20%. Pero los brokers no perdieron, porque los inversores hicieron sus transacciones, pagando sus respectivas comisiones.

Es así que le acercamos seis tips para armar un portafolio “perezoso” que puede ser muy efectivo y lo ayudará a ahorrarse dinero y a no tener presión.

Ganar con el promedio

Los inversores pasivos buscan ganar a través del promedio, sin hacer grandes transacciones; hacer compras y ventas conservadoras y esperar para que el mercado marque el promedio de ganancias. Farrell recomienda armar un portafolio pequeño con tres fondos que apuesten a índices y de esa manera invertir en millones de acciones a través del mundo y sin entrar en mucho riesgo.

Compre y mantenga

Frase célebre si las hay. “Compre y mantenga” es una estrategia que ha forjado la fortuna del mismísimo Warren Buffett, sumado obviamente a un impecable value investing. Es así que para estar cauto lo recomendable es comprar empresas de calidad y fondos que sigan índices para no tentarse a vender cuando el mercado esté de mal humor. Esas acciones y esos fondos siempre repuntan tarde o temprano. Es así que el famoso compre y mantenga puede funcionar.

No le tome el tiempo al mercado y evite el trading

“Los mercados son azarosos e impredecibles” dice Jeremy Siegel, economista de la Universidad de Wharton y autor del libro “Acciones para el largo plazo”. En este libro el profesional hizo una investigación de los 120 días en los que el mercado de capitales tuvo sus alzas y sus bajas más pronunciadas entre 1801 y 2001. Llegó a la conclusión de que sólo un 25% de éstas tuvo una explicación racional, mientras que las demás fueron decisiones del mercado. También sostiene que los que apoyan el “compre y mantenga” han tenido márgenes de ganancias mucho más amplios que los traders.

La ley del 10% de ahorro

Cuando uno adopta una conducta de consumo masivo y de buena vida pensando sólo en el corto plazo, las condiciones de inversión y ahorro son mínimas. Es así que es recomendable ir ahorrando siempre un 10% de sus ingresos mensuales para llegar de manera cómoda al retiro y lograr una vida tranquila y sin sobresaltos.

No mire las fluctuaciones de corto plazo

Focalice en el largo plazo y acuda al poder del interés compuesto. Un inversor de 25 años invirtiendo 3 mil dólares anuales a una tasa de 10%, a los 65 puede llegar a un millón de dólares. La cosa es así: uno invierte esos 3 mil dólares y al finalizar el año gana 3.300 dólares por los intereses. Luego vuelve a invertir esos 3.300 a 10% anual y ahora el interés se aplicará sobre los 3.300, brindándole más ganancias, y así hasta los 65 años para lograr su primer millón de dólares.

Olvídese de las noticias del mercado

En una investigación hecho a 5 mil millonarios estadounidenses, se descubrió que ellos gastan un promedio de seis minutos por día para sus finanzas personales –incluyendo ver noticias, leer medios y todo lo que respecte a esto. Esto les deja 23 horas y 54 minutos libres para hacer lo que quieran. Recuerde, no todo en la vida son las finanzas, su salud también considérela.

Deja tu respuesta