Resultados de Amazon apuntan a bajar la “Applemanía”

El reciente balance de Apple dejó atónito al mercado, y no es para menos. La empresa de la manzana sigue creciendo a paso firme y sus acciones lo reflejan –subió 10% apenas unas horas después de la apertura del miércoles. No obstante, para los que dejaron pasar el tren y no entraron, deben mirar otros horizontes y buscar empresas que tengan buenas perspectivas de cara al futuro.

En ese sentido, Amazon (AMZN) es una gran alternativa. Si bien la empresa actualmente se encuentra en un ratio precio-ganancias de 137 veces, un valor sumamente alto, es factible que pueda corregir ese número para volver a rondar un ratio de 16. Hay que recordar que éste fue su P/G tradicional, hace poco alterado por la suba desenfrenada del precio de su papel en función de las ganancias por acción de la empresa.

Y tiene todo para lograrlo. Amazon publicó en el after hour del jueves el balance correspondiente al primer trimestre del año y este viernes ya supera un 15% de suba antes de la apertura, luego de que la compañía anunciara un estado contable muy por encima de lo estimado por los analistas. Tuvo ingresos por 13.180 millones de dólares, un 34% por encima con respecto al mismo período en 2011. Con respecto a las ganancias, la empresa ganó 130 millones de dólares o 0,28 dólares por acción, una cifra muy superior a los 0,06 centavos esperados por los analistas.

El nuevo negocio

Recientemente, Amazon anunció la apertura de un nuevo sitio llamado AmazonSupply.com, un mercado digital para clientes industriales, científicos y comerciales. En este nuevo sitio se podrán comprar desde taladros hasta lavamanos automáticos y elementos para laboratorios. A partir de esta página, el cliente podrá obtener un servicio de dos días de envío gratis, una política de devolución de un año en caso que el producto sea defectuoso, un centro de atención al cliente, líneas corporativas y sistemas de crédito que le permitirán al comprador pagar hasta 45 días después de la compra.

Usted se preguntará qué le picó a Amazon para querer meterse en este negocio. La respuesta es que finalmente hará uso de SmallParts, una pequeña empresa productora de tubos y partes para medicina e investigación científica que compró en 2005.

Competencia inminente

Ingresando a este segmento, Amazon se asegura algunos rivales como Staples (SPLS) en la parte de librerías con atención corporativa. Esta firma es el retailer online número dos y recientemente ha aumentado su dividend yield a 2,9%.

También aparecerán como una potencial competencia las firmas Home Depot (HD) y Lowes (LOW) en el segmento de refacciones para el hogar o del tipo industrial. No obstante, en el negocio de pintura y madera podrán tomarse un respiro, ya que Amazon sólo ofrecerá pintura en spray.

Las dudas con respecto al negocio

Amazon siempre luchó contra empresas como Barnes & Noble y BestBuy, locales físicos donde la inmediatez es el valor agregado que no tiene la firma de Jeff Bezos. Habrá que ver si eso podrá ser soportado en estos nuevos nichos que la firma busca incursionar. ¿Podrá una empresa de construcción retrasar quince días a un mes para que le lleguen sus materiales comprados en AmazonSupply? ¿Podrá romper con la relación preexistente que hay entre los clientes y las compañías que dominan estos sectores actualmente?

Estas preguntas son algunas de las que habrá que hacerse respecto a esta nueva apuesta de Amazon. En principio, su lado bursátil tiene muy buenas perspectivas y, para salir un poco de las acciones de Apple, podría ser una buena alternativa. 

Deja tu respuesta