Polos Universitarios, una nueva oportunidad en el mercado inmobiliario

Candelaria Cerutti

No sólo librerías, fotocopiadoras y kioscos parecerían ser los rubros destinados al éxito en zonas estudiantiles. Muchos inversores están viendo que cerca de las universidades existe otro negocio que podría ayudar a engordar sus billeteras. Durante 2011, muchos ahorristas quisieron resguardar su dinero a través del real estate, puntualmente a través de la compra de unidades pequeñas cerca de las universidades con el objetivo de ser alquiladas a estudiantes.

El fenómeno se da principalmente en las zonas de Palermo, Belgrano, Balvanera y Barrio Norte. Se trata de proyectos de 1 y 2 ambientes que van desde los US$ 70 mil hasta los US$ 130 mil, lo que ha dado nacimiento a los llamados “Polos Universitarios” dentro de lo que es la Ciudad de Buenos Aires.

“La idea de desarrollar productos de menos de US$ 100 mil es apuntar a una clase media con deseos de invertir sus ahorros pasados, como dinero en el colchón, venta de propiedades familiares, herencias u otros, o con posibilidades de destinar una cierta parte de sus ingresos mensuales a la inversión. Es interesante ver que más de dos tercios del mercado que activamente está buscando alternativas de inversión se dirige a inmuebles pequeños, con un precio de menos de US$ 100 mil”, cuenta el Mario Gómez, director de Le Bleu Negocios Inmobiliarios.

Las zonas más buscadas por los inversores son principalmente lugares cercanos a los principales medios de transporte y avenidas con rápido acceso al centro porteño, no necesariamente por gusto y preferencias de los compradores, sino por algo más concreto y redituable: los estudiantes, es decir los futuros inquilinos, buscan –además de buenos precios- rápida accesibilidad.

“Este tipo de departamentos (unidades pequeñas con algunos servicios) surgen en muchos casos en las zonas de influencia de las universidades a fin de captar la demanda de los estudiantes que vienen del interior y necesitan alquilar un departamento. Por este motivo generalmente se localizan en los barrios como Palermo, Belgrano, Balvanera y Barrio Norte, donde se encuentran la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales, la Universidad de Palermo, la Universidad de Belgrano, la Universidad Abierta Intermaericana o la Universidad de Flores”, explica el asesor financiero Gustavo Ibáñez Padilla.

En este contexto, los productos estrella de estos nuevos desarrollos son unidades compuestas por no más de 1 o 2 ambientes. Un relevamiento de Reporte inmobiliario descubrió que en el área comprendida por las Avenidas Scalabrini Ortiz, Santa Fe, Coronel Díaz y la calle Soler, en la zona de Palermo, predominan los proyectos de edificios de escala reducida con unidades de este tipo.

Eso básicamente ocurre, según explican los analistas consultados, por dos factores: el primero, porque existe una demanda real tanto para compra – venta como para alquiler y, la segunda, que es un producto económico para mantener tanto a nivel expensas como impuestos.  Siguiendo esta línea de argumentos, Gómez explica que la inversión “depende del tamaño de la billetera de cada inversor y de su aversión al riesgo. En general los productos más pequeños son aptos para billeteras de todos los tamaños y, por otro lado, por el principio de diversificación, las tipologías más buscadas son monoambientes y dos ambientes. Hay una preferencia por edificios con bajos niveles de expensas, ya que eso beneficia a los inversores”.

En relación al crecimiento de esta tipología y la gran demanda por parte de los inversores en este segmento, Karen Yanco, Directora de Interwin Marketing Inmobiliario explica que este fenómeno se debe a, en primer término, “porque son productos de escala chica, lo que le permite diversificar la inversión e incrementar el ahorro en metros cuadrados. En segundo lugar, porque suelen ser productos que entre 18 y 24 meses, aproximadamente, suelen estar terminados, por lo que se obtiene una renta en forma rápida”.

En cuanto a la metodología de instrumentación de este tipo de proyectos, la mayoría de estos funcionan …

Para seguir leyendo, haz click acá. Si no estás suscrito,puedes hacerlo a través de un click acá .