General Motors pierde terreno mientras que el mercado acelera

El año pasado General Motors (GM) recuperó la corona, siendo el fabricante de autos que más vendió a nivel global. Pero este año las señales de desaceleración ya se evidencian. ¿Qué está pasando con una de las empresas de autos más grande del mundo?

La clave del éxito de GM el año pasado fue su liderazgo en dos de los mercados más grandes de automóviles del mundo: Estados Unidos y China. Pero mientras que los esfuerzos de GM en China siguen dando frutos, su cuota de mercado está cayendo en Estados Unidos –incluso cuando las ventas totales de automóviles en Estados Unidos están finalmente empezando a despegar.

Entonces, ¿podrá GM estar a punto de chocar en su propia casa?

GM tenía el 19,6% del mercado de Estados Unidos a finales de 2011, pero sólo ha tenido una participación de 17,5% en el primer trimestre de 2012.

Según piensan los especialistas, era de esperar un retroceso de GM como consecuencia de la recuperación de rivales como Toyota (TM) y Honda (HMC). Pero lo que llama la atención es que  el resto de sus rivales, como Ford (F) no se han visto afectados por esta recuperación. De hecho, la empresa viene registrando un buen número en las ventas.

Entonces, la pregunta que se debe estar haciendo, sobre todo si es accionista de GM es: ¿qué pasa con la empresa?

Lo que tenemos para decir es que hasta cierto punto el deslizamiento de GM en 2012 era previsible. De hecho, muchos analistas, entre ellos John Rosevear, de The Motley Fool predijeron eso a principio del año pasado.  Pero para entenderlo, será útil examinar el reciente éxito de la antigua rival de GM, Ford.

El reciente éxito de Ford se debe –en gran parte- a que sus productos han mejorado mucho como consecuencia de una nueva manera de operar, que les ha permitido simplificar su línea global de productos. De esta manera, Ford puede actualizar cada auto con más frecuencia y mejorar cada diseño con más cuidado que otras empresas automotrices, como por ejemplo GM.

Esta empresa, por el contrario, sigue trabajando con una estrategia un poco al azar. Hubo que pagar el alto precio de la bancarrota, lo que está generando el retraso o cancelación de muchos programas de desarrollo de productos. Aún así, GM ha demostrado que puede desarrollar grandes autos. La mayoría de sus modelos más recientes se encuentran entre los mejores del mundo en sus respectivos segmentos. Pero todavía hay grandes brechas en la línea de productos, es decir: puntos donde su oferta no logra ser competitiva –o, peor aún, donde no tiene oferta en absoluto.

En definitiva, a pesar de estas contras, según Rosevear los inversores de GM no deberían preocuparse por la pérdida de cuota de mercado. Por lo menos, no todavía.

En primer lugar porque el total de la cuota de mercado no es tan importante como mirar las ganancias generales de una empresa. En segundo lugar, la participación de GM puede recuperarse e incluso aumentar a medida que su plan de revisión de producto siga dando sus frutos y eso parecería ya estar en marcha  teniendo en cuenta que a finales de este año y comienzo de 2013 se esperan nuevos modelos de autos.

De esta manera, GM ha estado trabajando duro para convencer a clientes e inversores de que los malos tiempos han pasado, ahora deberá seguir demostrando que está a la altura de la situación si es que quiere mantener su posición en el mercado y no ser sacado de las pistas.

Deja tu respuesta