Frank Quattrone, el emperador de Silicon Valley

Nicolás Billia

Especialista en inversiones de empresas tecnológicas, este oriundo de Filadelfia es un personaje polémico del mundo 2.0, acusado de ser unos de los principales responsables de la burbuja puntocom. No obstante, algunos movimientos recientes muestran que estaría regresando a la arena.

En un contexto en el cual las tecnológicas se están llevando las miradas de los principales gurúes mundiales, no se puede dejar de lado a uno de los estrategas más importantes de este sector. Si bien para mucha gente este hombre fue el responsable de uno de los hitos quizás más negativos de la historia de los mercados, grandes firmas siguen acudiendo a sus consejos a la hora de comprar o vender una compañía o mismo para pedir asesoramiento.

Nacido en el año 1955 en la emblemática Filadelfia, Quattrone fe formó académicamente en la Universidad de Pensilvania, en donde se graduó con honores. Luego de esto, siguió un posgrado en negocios en la Universidad de Stanford, donde comenzó a trazar su camino en el mundo de los negocios.

Su primer trabajo en una banca de inversión fue nada menos que en Morgan Stanley, para luego desempeñarse en otras grandes instituciones como Deutsche Bank y Credit Suisse, como especialista tecnológico. En su paso por estos bancos de inversión, y durante la burbuja tecnológica de los 90, Quattrone se encargó de planificar la Oferta Pública Inicial (IPO en inglés) de nada menos que 175 empresas. Entre ellas, emblemas tech como Netscape –hoy inexistent – , Cisco o Amazon.

Según el medio especializado Business Week, “su obsesión por las empresas tecnológicas la adquirió cuando concurrió a Stanford”. Con esa idea entre ceja y ceja fue que en 1981 persuadió a Morgan Stanley para que empezara a introducirse a un negocio tech, que por ese entonces se encontraba en pañales. En Wall Street pensaban que estaba loco, como cuando Bob Dylan dejó su guitarra de madera para pasar al sonido eléctrico. Pero a su vez todos sabían que Quattrone era un hombre de armas tomar que no temía incursionar en inversiones de riesgo. En realidad se trató de un hombre que supo manejar perfectamente el timing del mercado tecnológico y que supo llevar su nombre e imagen a niveles prácticamente míticos.

Algunas de sus cuentas mientras trabajaba como especialista de IPOs tecnológicas fueron calificadas, segúnThe Economist, como “los amigos de Frank”. Se trataba de un grupo integrado por sus mejores clientes, que se beneficiaron de Ofertas Públicas Iniciales que llegaron a crecer hasta 300% en su primer día de cotización. Luego de que esto se producía, Quattrone vendía los activos a otros brókers más pequeños con el argumento de que estas seguirían creciendo, con las ganancias yendo a los bolsillos de los amigos de Frank. SegúnMoney Week, entre 1998 y 2000, Quattrone tuvo más IPOs bajo su tutela que toda su competencia junta.

Delitos digitales

No obstante, estas maniobras para impulsar la suba indiscriminada de precios en las acciones tecnológicas no le salieron gratis a Quattrone. En el año 2000, más precisamente cuando explotó la burbuja puntocom, la figura del gurú tecnológico cayó junto con los precios voladores de las acciones 2.0.

Más aún, llegó a tener problemas con la Justicia aunque, extrañamente, no por las maniobras que llevó a cabo con sus clientes preferidos. Quattrone fue juzgado por obstrucción a la Justicia, luego de que el FBI lo descubriera teniendo una conversación vía e-mail con su equipo en Credit Suisse a los que les decía “es hora de limpiar esos archivos”, a sabiendas de su grado de responsabilidad en la burbuja puntcom. Cuatro años más tarde fue declarado culpable por tres cargos relacionados a investigaciones sobre favoritismo en Ofertas Públicas Iniciales de determinadas empresas para hacerlas explotar en su primera jornada de Bolsa. La condena por sus travesuras bursátiles podría haberlo hecho ir a prisión hasta un plazo de diez años, aunque finalmente fueron sólo dos. Tras ser detenido y esposado, el FMI lo condujo ante un juez federal, quien le retiró el pasaporte y le prohibió salir del país, antes de fijarle fianza y declararle un embargo preventivo.

Al caso Quattrone se lo llegó a comparar con el de Michael Milken, un hombre que se hizo famoso por ser acusado de fraude y de violar las regulaciones de la SEC para vender “bonos basura”, y que fue condenado en 1991. Frank Partynoy, un profesor de Derecho de la Universidad de San Diego, dijo con respecto al caso del gurú tecnológico que “Quattrone causó más daños que Milken en la confianza de los inversores y accionistas de empresas”.

Status quo

Pero siempre hay una segunda oportunidad, y en 2008 Quattrone volvió al ruedo para hacer lo que mejor hace: especialista financiero asesorando a empresas tecnológicas. El sitio Businessinsider.com considera que la figura del hombre del bigote sigue siendo controversial: “aún después de la carnicería de 2008, es raro que no se haya volcado de IPOs tecnológicas a CDOs (Collateralized Debt Obligations, las que hicieron rico a nuestro perfilado de marzo, J. Kyle Bass) para tomar buenas ganancias”, escribió un poco irónico. La respuesta es simple: sigue en el negocio en el que es el mejor de todos.

Después de su altercado con la ley, Quattrone optó por el camino de la caridad para ir reconstruyendo su reputación frente al mercado antes de que se decidiera a formar su último gran invento: Qatalyst, la firma de asesoramiento financiero a empresas tecnológicas que creó en 2008 luego que decidiera volver con la camiseta 2.0. Al poco de quela firma anunciara el inicio de su gestión, el teléfono empezó a sonar. Al otro lado de la línea: Eric Schmidt, ex CEO de Google y miembro de la mesa directiva del motor de búsqueda, quien quería saber sobre el acuerdo de compra que estaba tramando Microsoft para adquirir Yahoo, y que finalmente nunca fue concretado.

Google finalmente se transformó en su cliente en materia de asesoramiento de compra-venta de empresas, ya que Quattrone estuvo detrás de la compra de Motorola por US$ 12.500 millones en la segunda mitad de 2011 y que recientemente fue aprobada para entrar en vigencia. Otro gran movimiento del cual Quattrone fue su padre intelectual fue la adquisición de Autonomy, una empresa tecnológica británica, por parte de Hewlett-Packard. De a poco está recuperando el trono que supo tener en la década del 90 como asesor y consejero de empresas tecnológicas.

Lentamente se está transformando en el más deseado por las empresas del sector.

Para los que les gustan las coincidencias, parecería mentira que la figura de Frank Quattrone surge justo cuando algunos hablan de los brotes de una nueva burbuja puntocom. La IPO de Facebook, que muchos estiman pueda estar sobrevaluada, podría estar motivando a otras empresas a generar un nuevo tren de alzas excesivas en los precios. Veamos el caso de Zynga, que en el mismo día que Facebook llenó los formularios para salir a cotizar a Bolsa, vio a su acción trepar un 22%. O Netflix, que cotiza con un ratio precio-ganancias de 400 veces, una marca de que las acciones tecnológicas están en precios excesivamente inflados y que no sería descabellado pensar en una próxima burbuja.

Con respecto a la IPO de Facebook, el banco de inversión que se encargará de la Oferta Pública Inicial de Facebook será el mismísimo Morgan Stanley, la institución donde Quattrone dio sus primeros pasos. Si este hombre hubiese vuelto de prisión y lo hubiesen ubicado en este banco, la recomendación hubiese sido, seguramente, abrocharse el cinturón.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;It features a “tumbling E” on screen, showing the letter E displayed in 1 of 4 orientations

And here’s the thing: those thick dill pickles were still in the jar.mcm bookbag
Check out the blog for lots of info about jump training theory, techniques, the different programs, and more.occhiali gucci uomo
Curry now has 64 as he’s getting warmed up for a Finals showdown against LeBron James.mulberry handbags uk

The revelations Thursday came on the heels of an officer’s suicide a day earlier and the death early Monday of an officer who was trying to stop a high speed chase.toms outlet

After a teacher was hired they were placed on the seniority list.prada portafoglio

James dropped to a knee near the baseline and walked gingerly to the bench, where he sat with his head down before returning to make both free throws.mcm backpack for sale
Offensively, they really execute at a high level.michael kors bags sale uk

Deja tu respuesta