Cómo los especuladores afectan el mercado de commodities

Cuando los mercados se encuentran al alza, muchos inversores piensan solamente en una cosa: en ellos mismos y en sus ganancias. Escrúpulos, de lado. Esto se debe a que muchos se posicionan long, es decir, a la expectativa de ganar unos billetes cuando el mercado repunta. En el sector de commodities pasa algo particular que lo hace diferente del de acciones. En el de materias primas, cuando éstas suben hay ganadores y perdedores, mientras que en el de acciones, cuando los papeles suben, todos tienen su tajada.

¿De qué habla esto? Cuando el precio de los commodities sube, los dueños subyacentes de la materia prima –que puede ser alguien que compró futuros- se están beneficiando de su alza. Quienes salen perdiendo son las compañías que usan estas materias primas para fabricar sus productos.

Otra característica típica de los commodities es su volatilidad. Al ser productos que se comercializan en el mercado, sus precios sufren fluctuaciones al igual que una acción, pero a mayor escala. La cuestión es que, al tener estos vaivenes de precio, a las empresas se les hace muy complicado planificar un presupuesto en cuanto a niveles de producción. En el caso del individuo, un ejemplo puede ser con la nafta, que con los problemas que están tomando lugar en Medio Oriente, el futuro del precio del combustible es un enigma.

En épocas de excesiva volatilidad, todos apuntan a la figura del especulador del mercado de commodities. Cuando operan a través de contratos de futuros, estos traders pueden beneficiarse tanto por el alza como por la baja de una materia prima. Esto se debe a que, en el caso del que está comprando, espera que el precio supere el pactado en el contrato, mientras que el que vende, lo hace porque espera una caída en el precio del commodity y así ganar con las pérdidas del comprador.

En Estados Unidos fueron recientemente implementadas algunas medidas a través de la CFTC, el ente regulador estadounidense del mercado de futuros de commodities. Estas reformas apuntan a la figura del especulador en el mercado de commodities; consisten en establecer límites en la cantidad de materia prima que puede negociarse y otras restricciones para lograr alivianar la volatilidad y forjar un mercado más estable.

No obstante, el especulador en cierta forma es un personaje importante dentro del mercado; muchos de ellos actúan de market maker, que en la jerga es quien a través de sus compras y ventas manejan el precio del activo a su antojo. Sin embargo, hay formas legítimas de hacer trading de commodities o mismo para mantener el activo físico. Muchas compañías compran y venden todo el tiempo para cubrirse de subas y bajas bruscas del mercado.

Y los granjeros no se quedan atrás. Para los que piensan que sólo se dedican a cultivar, hay algunos que compran contratos de futuros para cubrirse de variables incontrolables que puedan afectar la demanda de materia prima. La cuestión viene cuando tienen que tomar sus posiciones para incluirlas en las suyas. Ahí aparece el especulador, que se encarga de brindar ese servicio y darle liquidez al mercado –por una conveniente comisión- al granjero.