Una alternativa para los amantes de la renta fija

Esto es un mensaje para los seguidores de la renta fija: los bonos. Desde InversorGlobal  tratamos de mostrarle caminos alternativos al ahorrista para que pueda tener estrategias de inversión más ricas y rentables. La cuestión no es decir que invertir en bonos y en empresas que paguen dividendos es una mala opción, pero nunca está de más tener un as bajo la manga.

La vida tiene mucho de los juegos en los que hacen elegir a los participantes una puerta para ganarse un 0 km, una casa o un viaje. En el mundo de las inversiones, más precisamente en la renta fija, también se pueden apreciar estas tres puertas. Las primeras dos son lo que venimos mencionando, es decir, bonos y acciones. Pero no se quede con lo blanco o lo negro; la puerta número tres puede darle mucha felicidad.

Es así que existe una opción que si bien tiene altos niveles de riesgo, le puede dar la posibilidad de adquirir mayores ingresos que a través de acciones comunes con dividendos o bonos, ya sean soberanos o corporativos.

Acciones preferidas, el activo de las dos caras

Algunos tienden a confundirlas con bonos, otros con acciones ordinarias, pero ninguna de las dos premisas es correcta. O ambas lo son. Las acciones preferidas son un híbrido entre un bono y una acción, ya que pagan un dividendo fijo preestablecido en la fecha de emisión, que normalmente se paga de manera trimestral.

A diferencia de los bonos, las acciones preferidas no son emisiones de deuda hechas por empresas –bonos corporativos- y tampoco pagan un único cupón como lo hacen los títulos. Como mencionamos anteriormente, se paga trimestralmente en una fecha preestablecida. No obstante, la empresa puede no pagar el dividendo en la fecha estimada, para acumularlo o no –esto varía según la compañía emisora por lo que hay que estar bien atento a eso-.

Otra cuestión a tener en cuenta es el hecho si ocurre un hecho indeseado y problemático como es la quiebra de la empresa en la que estamos posicionados con acciones preferidas. En ese caso, a los primeros que les paga es a los tenedores de bonos, mientras que los poseedores de acciones preferidas aparecen en el segundo lugar, pero por encima de los accionistas ordinarios. Este hecho es un riesgo en el sentido que uno puede llegar a no recibir el total de dinero que depositó en la empresa en materia de acciones preferidas.

Cómo invertir en acciones preferidas

Warren Buffett llevó a cabo una buena jugada durante la crisis estadounidense apostando a acciones preferidas de Goldman Sachs y General Electric. En la actualidad, su más reciente transacción fue la adquisición de 5 mil millones de dólares en acciones preferidas de Bank of America. Lo atractivo de las negociaciones de Buffett es que los dividendos de sus acciones preferidas se benefician de un alza de las acciones ordinarias ya que la empresa establecerá el dividendo fijo en función del patrimonio neto que posee.

Pero dejemos al Oráculo de Omaha por un rato y veamos algunos instrumentos para invertir fácilmente en acciones preferidas. Puede hacerlo a través del ETF iShares S&P Preferred Stock, que ha sido muy tenido en cuenta por los inversores recientemente, alcanzando una cartera de activos de 8 mil millones de dólares. Otro es el PowerShares Financial Preferred ETF, que está compuesto por empresas del sector financiero que emiten acciones preferidas.

Acciones preferidas, como dijimos, es la puerta número tres. Puede significar muchos riesgos apostar a éstas, pero los retornos que pueden generar en un contexto viable son muy alentadores.

Para conocer más detalles sobre su operatoria, lo invitamos a leer la nota de tapa de la edición de diciembre de revista InversorGlobal, Aprovechando las turbulencias: cómo obtener una renta fija del 7% en dólares.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido