Macao: La tierra oriental de la suerte

Quién diría que del otro lado del Atlántico podría haber algo parecido a Las Vegas. La infraestructura, la luz y el glamour de la localidad estadounidense son algo único en el mundo. No obstante, desde China está asomándose la región de Macao, donde la industria de los casinos también es sumamente importante.

Macao es una ciudad con mucho turismo. En 2011 alcanzó un total de 28 millones de visitantes, la mayoría provenientes de otras regiones de China, y fue una cifra un 12,2% mayor que en 2010. Sumado a esto, es una ciudad con un índice criminal muy bajo.

Llegar a Macao no es muy difícil. Si bien tiene un aeropuerto propio, muchos occidentales prefieren tomarse un avión a Hong Kong e ir vía ferry a esta ciudad. Es un paseo muy pintoresco de una hora que cuesta 20 dólares.

En el común de la gente, el juego tiende a tomarse como un lugar para relajarse y distenderse; tomar un trago, jugar algunas fichas y algunas manos de blackjack o póker. Pero los asiáticos no van con esa intención, sino que se toman el casino como algo serio, como un trabajo.

En ese sentido, el medio especializado MarketWatch habló con un consultor del sector de casinos que sentenció “el juego en Asia no es para extranjeros. Acá es un negocio serio, no se viene por placer”.

En China, los casinos propios del país tienen un mínimo de entre 5 dólares y 10 dólares para ingresar a la mesa de juego, mientras que los que son estadounidenses con sede en el país oriental exigen un mínimo de 38 dólares. En Macao, más del 90% del dinero que se mueve proviene del juego. En 2011, los ingresos de los casinos en esta localidad alcanzaron los 34 mil millones de dólares, un poco más de tres veces lo que factura la firma Las Vegas Strip, un casino de origen estadounidense. El 60% de los ingresos de la casa de juegos norteamericana proviene de sectores que no respectan al juego: comida, shows y habitaciones.

No obstante, puede llegar a no gustarle la idea de tener que irse tan lejos para jugar y más, sabiendo que no es un lugar despampanante como Las Vegas. También hay para el que quiere a los casinos para invertir y no para jugar.

Y es posible invertir en estas mecas del juego. Si quiere saber cuál es la situación bursátil actual de las casas de juegos, lo invitamos a leer Del western a Las Vegas: invirtiendo en casinos.

Deja tu respuesta