Las finanzas también son cosa de chicos

¿Se ha tomado el tiempo para enseñarle a sus hijos acerca de las inversiones? A medida que sus niños se vuelven más conscientes del dinero y otros conceptos, es vital instruirlos con un poco de conocimiento de inversión. Sabemos que no es tarea fácil enseñarle a un chico algo que parece tan complejo como las finanzas, pero ya verá que no es tan difícil transmitir algunos conceptos básicos de una manera didáctica, sencilla y, sobre todo, útil.

La inversión debe ser una actividad familiar

Si bien los niños maduran a ritmos diferentes y puede ser que su hijo no esté todavía preparado para hacer frente a conceptos como la creación de la cartera o colocación de activos, esto no debe ser un impedimento para que usted le enseñe sobre los fundamentos de las inversiones. Es así que aquí le damos algunas ideas sobre conceptos que puede comenzar a conversar con sus hijos:

Riesgo y recompensa

Antes de que su hijo se interiorice con el mundo financiero usted tendrá que explicarle los términos “riesgo” y “recompensa”. El riesgo es la posibilidad de que una inversión pierda parte o la totalidad de su valor. Por otro lado, la recompensa es el porcentaje de ganancia que experimenta su inversión a través del tiempo.

Acciones

Las acciones tienen riesgos variables, aunque en su conjunto se clasifican como de alto riesgo y alto retorno. Hay que dejar claro que todos los riesgos involucrados en los mercados de valores no se pueden predecir. Y esto sucede en todos los aspectos de la vida.

Enron y otras compañías han demostrado que las hojas de contabilidad pueden ser manipuladas y que los CEOs puede mentir. Pero a pesar de que los riesgos se desconocen, el mercado de valores es una fuerte importante de inversión que a través del tiempo ha mostrado ir siempre en aumento.

Títulos de deuda

Un bono es activo de bajo riesgo y bajo retorno. Por lo general, los bonos pagan sólo una pequeña cantidad sobre la tasa de interés preferencial ya que están respaldados por instituciones estables (por lo general los bancos o los Gobiernos). Usted puede comprar bonos de regiones inestables del mundo que ofrecen mejores rendimientos, pero estos países a menudo tienen Gobiernos inestables, por lo que no necesariamente se puede contar con obtener con seguridad el rendimiento.

 

Por lo tanto, podría ser mejor que su hijo, al hacer sus primeros ingresos, comiencen con acciones. Luego le explica que los bonos se vuelven más importantes a medida que uno envejece y necesita inversiones más seguras.

Para saber más sobre bonos lo invitamos a leer Guía rápida para los bonos: inversiones fáciles y confiables.

Llame su atención

Cuando usted esté supervisando sus acciones, muéstrele a su hijo las empresas de las cuales posee una pequeña parte, donde usted mismo haya invertido. Si usted tienen alguna posición en una empresa que podría despertar su interés, como Netflix o Apple, tenga a mano información sobre la compañía y explíquele cómo fue que tomó la decisión de comprar estas acciones.

Así, usted puede preguntarle a su hijo qué empresa le gustaría comprar. Los niños y jóvenes siempre tienen favoritos, incluso si no son conscientes de ellos. Por ejemplo, Nike, Nintendo, Sony o Disney son muy populares entre la mayoría de los chicos.

Compra y seguimiento

Una vez que se han introducido a su hijo a algunos conceptos básicos, usted puede sentarse con él para seleccionar, en conjunto,  una empresa. Si usted tiene el dinero, puede comprar la acción y hacer un seguimiento con su hijo. Si usted no lo tiene, puede hacer una cartera artificial y realizar un seguimiento de las acciones por pura diversión. Hay muchas páginas en Internet que le permitirán hacer esto, una de las más utilizadas y recomendadas es YahooFinance.

Está claro que su hijo no hará una fortuna, pero el objetivo no es ése, sino que instruirlo para que pueda sea un inversor exitoso. Mientras otros entren en pánico y tomen decisiones irracionales guiadas por las emociones, su hijo estará preparado para sobrellevar las fluctuaciones del mercado con decisiones informadas y racionales.

Deja tu respuesta