¿Invertir en cafeterías sin poner una franquicia?

Aunque no vino la temida depresión, los signos de reactivación económica aún son un poco flojos. En ese sentido, los inversores se han refugiado en activos de consumo, donde destacan comida, tabaco y por supuesto, café. 

El precio actual de Starbucks (SBUX)  llegó a un P/E por encima de 25 veces la acción, mientras que el de Peet’s Coffee & Tea (PEET) llegó a 37 veces, Sara Lee (LES) a 24 Green Mountain Coffee Roasters (GMCR) a 23 veces, aunque el precio de sus acciones cayó después de la noticia de que Starbucks tendría la intención de aumentar la competencia, lanzando sus nuevos productos de maquinas que hacen café individual.

Varios se preguntarán, ¿qué ha hecho a las acciones del café tan codiciadas? Varias cosas. El consumo de café en Estados Unidos está aumentado un poco, especialmente entre los jóvenes. Parecería que la recuperación económica ha llevado a que los consumidores vuelvan a las tiendas de cafés. Y las máquinas que hacen cafés individuales le han dado a las compañías la posibilidad de cobrar precios unitarios que antes eran impensables.

Lo cierto es que por años el negocio del café ha mostrado buenas señales. Sin embargo, algunos analistas como Jack Hough, de Smart Money, afirman que quizás no siga siendo una buena idea tener acciones de empresas dedicadas a la venta de este producto.

Esto podría responder a que, siguiendo a Hough, la venta de acciones de café podría haber tocado su techo. Es que las valoraciones del producto son insignificanticas si se las compara con el rápido crecimiento de otras, como Apple (AAPL) o Google (GOOG), y otra empresa que está ganando rápidamente una importante cuota en el mercado del café, como es la cadena de comida rápida McDonald’s (MCD).

Además, este año Green Mountain perderá la protección de las patentes para servir café individual, una herramienta clave de su negocio. Esto permitirá que más dinero en efectivo entre en las empresas que estaban en el mercado en un primer momento, incluyendo Starbucks y Peet.

De esta manera, Hough piensa que si la economía continúa recuperándose, los inversores que tienen acciones de empresas que comercializan café se sentirán atraídos por las otras empresas como las de tecnología y consumo discrecional. Y si la recuperación se detiene, las acciones caerán en términos generales, incluyendo las del café.  

No podemos decir con seguridad qué es lo que va a ocurrir en el mercado cafetero, pero seguir de cerca al negocio puede mantener despierto a más de un inversor.

Deja tu respuesta