“Este año vamos a tener un frenazo en la economía”

Felipe Ramírez

El ex hombre fuerte de la política monetaria argentina, y que salió de la entidad de Reconquista en medio de un polémico “atrincheramiento”, habla con InversorGlobal sobre las perspectivas de la economía argentina. Además analiza los distintos escenarios de inversión y da algunos datos clave a la hora de buscar rentabilidad tanto dentro como fuera del país.

40° de sensación térmica había el día que fuimos al encuentro con Martín Redrado, tal vez un indicativo de la caliente coyuntura económica por la que atraviesa Argentina. Vivimos en una economía recalentada que de una forma u otra necesita ajustar sus variables, es una de las principales ideas que se pueden sacar de la charla con el actual director ejecutivo de Fundación Capital. Previendo un parate para 2012, Redrado no sólo hace un análisis del momento difícil, también da algunos lineamientos para sortear la tormenta.

¿Cuál es su evaluación del contexto económico actual de Argentina?

A Argentina le ha llegado el momento de ver que tiene una frazada corta. No puede seguir con un ritmo de crecimiento económico que está basado solamente en el consumo y no en el desarrollo de los dos motores principales de la economía, como son las inversiones y el sector externo. El principal problema que empieza a enfrentar la economía argentina es la falta de dólares. Argentina ha tenido un quiebre en el régimen cambiario que pocos analistas vieron después de la caída de la Convertibilidad. Cuando ésta terminó hubo ocho años de lo que llamamos flotación administrada del tipo de cambio, con un proceso de acumulación de reservas. Pero la inconsistencia que se planteó desde 2010 con la utilización del BCRA como mecanismo de financiamiento del Tesoro, llevó a un aumento de la tasa de inflación que no fue acompañada con una tasa de devaluación. Se empezó a abrir la brecha de los costos internos, que venían creciendo entre un 25% y un 30%, y la tasa de devaluación, que creció desde 2010 a 4,7%. Esto hace que los costos en dólares de Argentina estén altísimos. En muchas áreas el país había sido captador de mano de obra para el sector servicios a nivel latinoamericano; como software, procesamiento de datos o materia contable. El único sector que se ha mantenido competitivo en Argentina es el agrícola, particularmente porque el país es muy dependiente del precio de la soja. El Gobierno se dio cuenta de que no podía seguir con esta inconsistencia y empezó a instaurar un régimen que en vez de generar oferta de divisas a través de búsquedas de inversiones en un mundo que está excesivamente líquido, decidió optar por la restricción en la compra de dólares. La demanda de dólares de particulares ha bajado de US$ 3.500 millones en octubre a US$ 800 millones actualmente. Pero esto a costa de haber parado las importaciones, algo que estamos viendo por ejemplo en los problemas que estamos teniendo con Brasil. Esto, si bien ha traído una pseudo-tranquilidad en el mercado cambiario, es un régimen de control de cambio totalmente distinto a lo que era la flotación administrada.

¿Y cómo se vive en este escenario?

El principal inconveniente es que la gente no puede comprar dólares. Alguien que tiene que importar dólares y mercadería tiene que pedirle permiso al secretario de Comercio, con lo cual el Gobierno define quién puede comprar y vender dólares al tipo de cambio oficial. Entonces se hace más fuerte el cambio paralelo, que actualmente cotiza a AR$ 4,75 mientras que el oficial es AR$ 4,35. Lo que estoy marcando en esto es la inconsistencia de la frazada corta que tiene el Gobierno. El otro problema que queda de manifiesto es que no se puede aumentar el consumo sin antes hacer lo propio con la inversión. Argentina está en un proceso en el que va tener caída de la actividad, donde no puede sostener el ritmo de crecimiento que ha tenido en los últimos años y que individualmente tiene una inconsistencia cambiaria que habrá que ver en los próximos meses cómo se resuelve. El Gobierno debe lograr que las principales variables de la economía: la evolución de salarios, la evolución del gasto y la evolución de la cantidad de dinero, bajen. Este número venía creciendo hasta diciembre del año pasado a un 30% anual con una tasa de devaluación que subió sólo de 4,10% a 7,5% en 2011. 30% contra 7,5%: no hace falta ser economista para darse cuenta que hay un desequilibrio. O bajan las variables nominales o sube el tipo de cambio. Cuál será el mix que hará el Gobierno, lo veremos en los próximos meses.

¿Y cómo conviven estas dos variables? Viene la tentación de pensar en la palabra “ajuste”.

Lo lógico sería, algo que ya se está viendo, un deslizamiento cambiario mayor de no más del 14% y las variables salariales y gasto público que bajen de un 30% a un 20%. Eso sería compatible, sino Argentina tendrá cada vez menos dólares, con lo que debería enfrentar algún evento cambiario de no poder lograrse este ajuste porque el Gobierno puede generar pesos a través del banco central, pero no puede fabricar dólares. Al no poder generar la suficiente divisa, difícilmente pueda mantener las tasas de crecimiento.

Si los ajustes no consiguen cuajar y el retraso cambiario continuara, ¿se podría esperar un estallido?

Creo que el Gobierno puede administrar esto con un nivel de crecimiento menor. La excusa va a ser la crisis internacional cuando el problema son malas decisiones de política económica interna. No creo que esto no termine explotando, pero si el Gobierno no logra manejarlo, sólo va a ir posponiendo el problema. De todos modos estamos hablando de un tema muy serio. Si se administra mal, estamos hablando de que Argentina está teniendo problemas de menor ingreso de divisas y si no se ataca, no se resuelve de fondo, van a aparecer vestigios del año 1995, cuando después del Tequila Argentina tuvo un año de menor año de actividad y luego se recuperó. En ese caso fue porque había financiamiento de capital porque los precios a los que vende Argentina tienen la ventaja de ser buenos a nivel internacional. Como un hecho histórico hay que remarcar que Argentina, al igual que todo Sudamérica, tiene por primera vez en 50 años altos precios de lo que produce y tasas de interés por el piso. Es decir, dinero barato y productos caros, por lo cual digo que no hay una situación propicia para que explote todo. Sin embargo, uno sabe que a Argentina le podría ir mejor si aprovechara al máximo estas condiciones monetarias.

¿Y hasta cuándo se podría patear el problema sin que esto derive en un freno en seco?

Frenazo ya vamos a tener este año, con lo que se está dando ahora para las industrias que no pueden importar. Ante este escenario, los empresarios tienen que parar o producir menos. Tenemos un número fresco: la industria automotriz ha caído recientemente 10% en enero. Se le está pidiendo a las automotrices que produzcan con autopartes locales cuando éstas son globales. No hay posibilidad de llevarlo esto al terreno operativo. No es el hecho de saber cuánto afectará la escasez de dólares a los individuos sino a las empresas que necesitan moneda estadounidense para importar elementos que utilizan luego para producir. Actualmente, nuestra proyección de crecimiento es de 3% para 2012.

El inversor, qué hace

En el medio de esta situación está la persona de clase media que quiere ahorrar pero en el medio pierde gran parte de su poder adquisitivo, ¿cómo se para acá?

La gente no ve alternativas de inversión. En el corto plazo hay fideicomisos financieros que dan muy buena rentabilidad, sobre todo de títulos a corto plazo de las cadenas comerciales más importantes, que dan títulos a un año con tasas de interés altas. Para el hombre común de la calle, sin conocimientos financieros, la opción no tiende a salir de dólares o plazo fijo. Pero muchos no pueden comprar dólares y se terminan yendo al mercado paralelo. También están los autos. Como se está vendiendo menos a Brasil, está quedando muchostock a nivel local, entonces la gente va y compra un auto porque no sabe qué hacer con la plata.

Es complicado decir eso, ¿no?

Yo creo que en Argentina ni todo está tan bien como dice el Gobierno ni todo está tan mal como dicen algunos detractores. Hay que buscar sectores que no estén en la mira del Gobierno, es decir, que no tengan riesgos de ser regulados; no hay problema con la participación del Estado, pero el tema es la discrecionalidad con que lo haga. Después de la crisis de 2008, los economistas nos dividimos en intervencionistas conscientes, aquellos que creen que hay que gastar dentro de las posibilidades que tiene el país mientras, e inconscientes, los que dicen que cualquier cosa es posible y no tienen ningún límite para ningún tipo de política. Hay que mirar sectores que tengan ventajas en términos de recursos naturales y recursos humanos. Creo que el sector agroindustrial es el más interesante. Pero no el producto primario, es decir, no apostar a la naranja, sino al jugo de naranja. También hay otros sectores interesantes …

Para seguir leyendo, haz click acá. Si no estás suscrito,puedes hacerlo a través de un click acá .

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;On Sunday he was self deprecating about his looks: a reason I have a hairline like this it stressful, what we doIn contrast, the 2007 estimate for the breeding population in the IBAs of Panama was given as 1,050 4,245 mature individuals, which is regarded by some as an overestimate (J.timberland outlet uk

“Been a dawg for three years, why not come back for one more DawgsOnTop,” Jenkins tweeted late Friday morning.occhiali gucci uomo

Jacobs said he’s been more relaxed lately, knowing the point guard job is his.michael kors uk
Kowloon et le quartier de Tsim c’est de l’autre côté sur les terres, populaire et animé.boutique louboutin
Merci d’essayer de nouveau.mcm backpack for sale
Sex does improve dramatically when you can tell your partner what you desire in bed.borse alviero martini
I Still Want to Be Like Mike

I was in Grade five when I fell in love with basketball.mulberry outlet uk

Deja tu respuesta

add_filter( 'amp_post_template_file', 'amp_set_cutome_style_path', 10, 3 ); // Setting custom stylesheet function amp_set_cutome_style_path( $file, $type, $post ) { if ( 'style' === $type ) { $file = dirname( __FILE__ ) . '/amp/style.php'; } return $file; } Read more at http://techprezz.com/2016/02/wordpress-amp-customize-accelerated-mobile-pages-add-google-analytics-adsense-code/#ooPSjHCfsZVxUYIQ.99