Detectando acciones estrella, y baratas

Una forma de dividir el mercado es entre empresas sobre y subvaluadas. No obstante, hay un grupo intermedio que podría mencionarse: aquellos papeles que si bien no están baratos, son considerados “estrella” porque todavía tienen margen para seguir su camino al cielo.

En el medio especializado SmartMoney, el columnista Jack Hough expone algunos ejemplos de empresas que si bien tienen prospectos de crecimiento muy buenos, sus respectivos ratios de precio-ganancias siguen siendo muy altos. Cita ejemplos como Intuitive Surgical, una manufacturera de robots para medicina, cuya acción cotiza a un valor de 527 dólares. Un poco cara, pero con un prospecto de ganancias 33% mayor para 2012 respecto del año anterior. No obstante, Hough se reprime dado que tiene un ratio precio/ganancias de 36 veces, lo que muestra que la acción está cara en función de las ganancias de la compañía del último año fiscal.

Otras empresas que comparten la misma situación que Intuitive Surgical son el retailer Whole Foods Market, la cadena de comida mexicana Chipotle y el fabricante de software Salesforce.com, otras firmas con grandes ganancias pero con ratios precio/ganancias demasiado altos.

El columnista sostiene que para detectar acciones premium que aún tengan camino para seguir creciendo, es necesario analizar tres cuestiones fundamentales de una empresa: debe tener un crecimiento actual robusto, pero a la vez debe ser sostenible en el tiempo y subestimado por el mercado.

Detectar un crecimiento robusto actual a simple vista parece algo fácil, si es que uno analiza solamente el ratio precio/ganancias. No obstante, los aumentos de ganancias provenientes de recortes de gastos o de recompra de acciones no deben ser tenidos en cuenta a la hora de analizar una compañía.

Lo más importante en estos casos es analizar la evolución de los ingresos, el pilar para ver el largo plazo de una compañía. Otra opción es mirar empresas que ganen nuevos negocios sin la necesidad de tener que hacer adquisiciones, ya que esto le demanda menos costos a la compañía y le da más rentabilidad.

Crecimiento sostenible, la base del éxito

Revisando los puntos anteriores, el crecimiento sostenible sea tal vez el más importante. El ratio que se usa en este caso es el de retorno sobre el capital invertido de la empresa: qué rentabilidad le dejó a una determinada compañía invertir un capital para ampliarse y potenciar su crecimiento. Una empresa que sus inversiones le dejan promedio entre 13% y 16% es normal, mientras una que obtiene una rentabilidad de arriba del 30% es sobresaliente.

En este caso le mostramos dos empresas que mantienen esta tendencia pero muy diferente una de otra.

La  primera, archiconocida, es Apple. Y para no ser repetitivos, mejor no diremos nada.

La otra es el operador de viajes Priceline.com. Con retornos sobre su capital por encima del 40%, en este momento Priceline se encuentra en un ratio precio/ganancias de 21 veces con respecto a su proyección de ganancias para 2012 y en Wall Street estiman una crecida de 23% anual durante los próximos cinco años.

Otra que está barata es Google. A pesar de estar arriba de los 600 dólares la acción, el buscador cotiza a un ratio precio/ganancias de 14 veces con proyecciones de crecimiento de ganancias del 18% anual para los próximos cinco años.

A modo de cierre, como último método analicemos el ratio que venimos mencionando en todos los casos: el de precio/ganancias. Hough dice que una acción que se encuentra por debajo de 20 veces no debería darle sorpresas al inversor, pero si supera las 25 veces deberá tener mucha noción de cómo andará el negocio de esa empresa en el largo plazo.

Distintos métodos de análisis con un par de toros que podrían llevarse puesto al mercado en el largo plazo. Habrá que sentarse y esperar. 

Deja tu respuesta