Antes de invertir, visite a su médico

Todo el mundo sabe que los mercados no son tan eficaces como la teoría financiera clásica sugiere. Si lo fueran, no habría ninguna razón para estar siempre buscando formas de ganarles.

Los mercados son creados por las acciones de los seres humanos. Y, aunque nos cueste admitirlo, nosotros somos muy complicados. Entramos en pánico, nos volemos codiciosos y, a veces, hacemos cosas irracionales.

Y no hay nada de nuevo en esto, pero la novedad es que los inversores no sólo afectan al mercado con sus acciones y decisiones, sino que las hormonas tienen mucho que ver a la hora de hablar de negocios. Por lo menos así lo dice Gillian Tett en el Financial Times en donde presentó un fascinante estudio neurocientífico que mostró cómo las hormonas de los inversores pueden mover los mercados.

La periodista cuenta la historia de John Coates, un neurólogo y ex operador de Deutsche Bank y Goldman Sachs, quien cree que las hormonas de los inversores son un problema real en los mercados financieros. Antes que nada, aclaramos, se refiere exclusivamente a los hombres.

¿Cómo se sostiene? Acá una versión corta: la testosterona se asocia con la agresión y la pasión por el riesgo. Los operadores de Bolsa ya tienen niveles más elevados de testosterona que la mayoría de la gente y, al entrar en un terreno de negociación, ésta se eleva aún más. 

La testosterona muchas veces  puede ser buena. Ganar dinero como inversionista consiste en tomar riesgos y éstos deben calcularse, por supuesto. Así como usted no escalaría el Everest sin comprobar las condiciones meteorológicas, es necesario conocer su lado negativo antes de incursionar en el mundo financiero. Pero se trata de un deporte con mucha adrenalina y necesita nervios de acero para hacerlo bien.

El problema es cuando esta testosterona llega a puntos tan elevados que generan la conocida “codicia”. Es justamente ésta la que hace que los inversores tomen demasiados riesgos.  Además, por el otro lado, entra en juego el cortisol. Ésta es una hormona que regula nuestro cuerpo frente a las reacciones de conflicto y estrés. Cuando hay demasiado de eso, uno entra en pánico y le asusta invertir.

Es así que, lo físico y anatómico parecería tener mucho más que ver con los mercados y las inversiones que lo que cualquiera podría haber imaginado. De hecho, Coates está tan convencido del impacto de esto en los mercados financieros, que cree que valdría la pena la instalación de monitores de frecuencia cardíaca en los bancos, para detectar cambios hormonales y adelantarse a movimientos de los mercados.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;It may be hard but you can still do it

Kadeem Jack on his tenure: “Just thankful.michael kors handbags uk

For ISIS, the burning of the pilot was a warning and a punishment for all Islamic nations who have joined the US bombings of ISIS cities (Nordland Kadri, 2015).prada outlet
Such an improvement might also be a placebo effect produced by an awareness that they are eating more healthfully.Site De Chaussure Pas Cher

The Bureau of Alcohol, Tobacco, Firearms and Explosives study, first reported by The Intercept, an online publication, concludes that biker gangs have recruited scores of federal, state and local government employees, police officers, firefighters, National Guardsmen and reservists, some of them with government security clearances.mcm sale
In March, a company best six teams, including the University of Notre Dame, wore its shoes in college basketball’s national men’s tournament.cinture gucci
scarpe prada uomo

Deja tu respuesta