Qué es mejor, ¿comprar un iPad o una acción de Apple?

Parece difícil de creer, pero un iPad cuesta prácticamente lo mismo que una sola acción de Apple. Entonces, ¿en dónde es más conveniente gastar el dinero?

Las acciones de la empresa con la manzana más famosa  superaron los US$ 500 el lunes, es decir, lo mismo que cuesta un iPad 2 en Estados Unidos (en Argentina, aunque oficialmente “no hay”, se pueden conseguir a un precio aún mayor por medios non sanctos). Si bien la mayoría de los analistas esperan que las acciones de Apple sigan subiendo, muchos  discrepan sobre qué tan alto pueden llegar a trepar.

Desde Goldman Sachs creen que la acción podría llegar a US$ 600 (el precio de una de 32 GB Wi-Fi-sólo iPad 2), mientras que el analista de Morningstar Michael Holt dice que el valor razonable de la empresa es de US$ 565.

Teniendo en cuenta esas estimaciones, muchos profesionales recomiendan comprar acciones de Apple (el IPad no se valorizará una vez en nuestro poder).  Los analistas apuntan a que la empresa creada por Steve Jobs tiene una reserva en efectivo de US$ 98 mil millones y, como si eso fuera poco, muchas opciones para decidir en dónde gastarlo. Una de éstas, de acuerdo a Goldman Sachs, es pagar un dividendo a los accionistas. Mientras que otra alternativa sería desarrollar un nuevo dispositivo que sea más pequeño y barato que el iPad, para competir contra el Kindle Fire de Amazon (que cuesta US$ 200).

Hasta los fanáticos de Apple señalan que quizás sea momento para comprar acciones y no el iPad 2. Esto responde a que la empresa dará a conocer su iPad 3 en marzo, por lo que  probablemente no tenga mucho sentido pagar US$ 499 en un iPad 2 que pocos días será un modelo viejo. Es por eso que hay muchos especialistas que recomiendan comprar acciones. “Si usted compra una acción ahora, dentro de tres años se podía comprar dos iPads”, dice Scott Sutherland, analista de Wedbush Securities. Es decir que para él la acción de Apple podría llegar al duplicarse.

Pero por supuesto también están quienes prefieren tener un iPad 2 y no las acciones. Especialmente cuando pueden conseguir modelos usados con un descuento de hasta un 20% del valor oficial (no acá, claro).

Por último, también están quienes no se deciden y prefieren comprar los dos: acciones y productos de Apple. “Soy una persona que compra  acciones de Apple”, dice Scott Davis, Jefe de marketing de la consultora Profeta, quien tiene un iPhone, iPad, iPod, Apple TV y –después de 25 años con IBM- recientemente cambió su PC por una Mac.

Como dice el dicho: sobre gustos no hay nada escrito. Es así que cada inversor deberá analizar su situación y ver –dado su capital disponible, necesidades y preferencias- qué le conviene más: si comprar un “papelito” de Apple o tener uno de sus últimos chiches.

Deja tu respuesta