Oportunidades y riesgos en los altos precios de hacienda y carnes

Ing. Agr. Lucas E. Caramella

El negocio de la producción ganadera en Argentina depende primordialmente de la relación de precios. Las condiciones de mercado, es decir, los valores de compra del “flaco” y de venta del “gordo”, definirán el resultado del negocio. Secundariamente, tanto la escala como la eficiencia productiva (productividad) de las explotaciones permitirán ampliar o reducir, aunque en menor medida que el primer tópico, el margen definido por el factor de mercado.

La hacienda es un producto commoditizado, es decir, con poca diferenciación, por lo tanto los valores de los productos son definidos por la interacción oferta y demanda. A pesar de que en el mercado de Liniers se comercializa menos del 30% del total nacional, este mercado define los precios base para la comercialización en el resto del país.

Repasando la coyuntura internacional debe considerarse que la carne vacuna es un bien de lujo en el resto del mundo. Los tradicionales mercados europeos se encuentran atravesando una de las peores crisis de los últimos años sin una pronta recuperación a la vista. Las granes economías emergentes, motor económico del mundo hoy, al menos por ahora no representan mercados especialmente profundis. Esto se debe a falta de demanda por aspectos culturales (India) como por tradición de consumo (China). Por otra parte, algunos suponen un aumento del consumo y demanda por parte de China, mientras que Brasil, principal exportador de carne vacuna, es un potencial destino de exportaciones de productos de alta calidad. Finalmente, la evolución del mercado internacional de carnes no posee relación directa con el mercado y los precios internos.

Mientras tanto, en el contexto del mercado interno, la intervención que realizó el Estado Nacional a los precios no permite realizar proyecciones en el mercado de la exportación y, a su vez, las acciones ejecutadas durante mediados de la década pasada para desalentar la inflación de la carne llevó a una reducción en los precios tanto de carnes como de la hacienda. Pero esa acción tuvo un efecto adverso, ya que se liquidaron stock y vientres por parte de los productores, mientras que el consumo local trepaba a cerca de 80 kilos por persona por año (kg. ppa.) –un 30% superior al promedio histórico. Pero la escasez y fuerte reducción de la oferta, anteriormente detallada provocaron aumentos en los precios. El mercado actualmente se ha estabilizado en un consumo de 50 kg. ppa., monto un 15% inferior al histórico, con un precio para el novillo gordo de aproximadamente AR$ 8,50 el kilo, un 100% superior al promedio de los últimos años.

Perspectivas desalentadoras

Contrariamente a lo que se pueda pensar con esta primera mirada, tal vez este momento no sea el mejor para entrar al negocio. La valorización experimentada por la actividad de la cría ha hecho subir los precios de todos los insumos necesarios, tanto de los campos de cría, como de las vacas, y otros necesarios para la actividad. En el caso de solicitar préstamos o tomar créditos, se debe considerar que a la hora de devolver el capital el ciclo de la actividad puede que se encuentre a la baja y será difícil recuperar el dinero. Hoy estamos en los precios históricos máximos del valor del kilo de carne y cuando tenga que pagar el préstamo, seguramente lo hará en base a valores inferiores.

Por otra parte los esquemas productivos de feed lots o engorde a corral son …

Si quieres saber los requisitos, puede hacer click acá. Si no estás suscrito,puedes hacerlo a través de un click acá .

Deja tu respuesta