Argentina: Sintonía fina y desaceleración económica

A juzgar por la evolución del cupón atado al PBI en lo que va del año, que acumula una suba de 25,7%, la economía sigue mostrando altas tasas de crecimiento y expansión.

Sin embargo, hay un dato que no debe omitirse: el TVPP o el TVPY tienen como referencia la tasa de crecimiento del PBI que informa el INDEC, el ente de estadísticas oficiales.

En los últimos meses, tal como sucede con la inflación las diferencias en el cálculo de crecimiento del producto entre lo que informa el INDEC y las consultoras privadas se ha ampliado significativamente. De esta manera no solo recaen las dudas sobre el índice de inflación oficial, sino que todas las variables económicas comienzan a ser observadas con desconfianza.

De todas formas, el plan de sintonía fina y el incierto panorama internacional ya están teniendo impacto en el nivel de actividad económica a nivel local.

La quita de los subsidios a los servicios públicos, la suba del precio del transporte y una inflación que no deja de presionar están generando una retracción en las tasas de crecimiento del consumo privado, principal variable que incide en la economía.

En este sentido, la consultora privada de Orlando Ferreres informó que en su estimación mensual la economía argentina se expandió un 3,1% en enero respecto igual mes de 2011 y creció tan sólo un 0,5% respecto a diciembre último.

A pesar de que la desaceleración es evidente, el informe señala que “en enero la evolución de la economía fue positiva, teniendo en cuenta que en los dos primeros meses del año siempre hay paradas técnicas en las principales industrias”.

A nivel sectorial, la construcción fue el sector más dinámico con un avance del 6,1% interanual, mientras que la agricultura y ganadería avanzaron 1,4% y la industria manufacturera el 0,6%.

Dentro de la industria manufacturera, la automotriz cedió un 28,3% interanual, mostrando su tercer mes consecutivo de caída.

Mientras que para el BCRA la economía se expandirá este año entre un 5,5% y un 6%, las proyecciones privadas apuntan a una cifra más cercana al 3,5%. Veremos entonces que sucederá con el transcurrir de este agitado 2012 y cómo debemos dirigir nuestras inversiones.  

Deja tu respuesta