RIM intenta golpe de timón con nuevo CEO

Jim Balsillie y Mike Lazaridis ya no son más el comando bicéfalo de Research In Motion, el fabricante canadiense de la popular –pero algunos dicen menguante- Blackberry. Desde esta mañana a cargo está el hasta ahora director operativo de la firma, Thorsten Heins.

Aún así, ninguno de los dos ejecutivos ligados está cortando lazos de forma definitiva con la empresa. Lazaridis se quedará como vicepresidente del directorio y Balsillie como director. Un reporte de hace unas semanas comunicó que ambos rechazaron, por lo menos, una propuesta de venta de Amazon.com.

A principio de este mes, algunos informes señalaban a Barbara Stymiest –quien fue directora de la Bolsa de Toronto durante cinco años – como una de las posibles reemplazante de Balsille y Lazaridis. De esta manera, con diferentes nombres rondando los pasillos de la compañía, los accionistas tenían la ilusión de que los cambios podrían llegar a ser mucho más grandes que los anticipados.

Luego del anuncio, Deutsche Bank mejoró su recomendación para la acción de “vender” a “mantener”.

Aún así, en las entrevistas que los ejecutivos brindaron ayer, dieron a entender que RIM no parecería planea ningún cambio de estrategia, lo que para algunos es lo que ha empujado a que  Research In Motion en un espiral descendente.

No está del todo claro qué podría ayudar a RIM este momento. Lo cierto es que no ha logrado llevar adelante grandes ciclos de cambio para sus productos, su transición a un nuevo sistema operativo ha sido muy problemática y lenta, y todo al tiempo que la competencia entre los teléfonos inteligentes sigue avanzando.

De esta manera, Heins tiene un enorme y muy complicado trabajo para hacer y no será nada fácil hacerlo con Balsillie y Lazaridis mirándole la espalda.y Mike Lazaridis ya no son más el comando bicéfalo de Research In Motion, el fabricante canadiense de la popular –pero algunos dicen menguante- Blackberry. Desde esta mañana a cargo está el hasta ahora director operativo de la firma, Thorsten Heins.

Aún así, ninguno de los dos ejecutivos ligados está cortando lazos de forma definitiva con la empresa. Lazaridis se quedará como vicepresidente del directorio y Balsillie como director. Un reporte de hace unas semanas comunicó que ambos rechazaron, por lo menos, una propuesta de venta de Amazon.com.

A principio de este mes, algunos informes señalaban a Barbara Stymiest –quien fue directora de la Bolsa de Toronto durante cinco años – como una de las posibles reemplazante de Balsille y Lazaridis. De esta manera, con diferentes nombres rondando los pasillos de la compañía, los accionistas tenían la ilusión de que los cambios podrían llegar a ser mucho más grandes que los anticipados.

Aún así, en las entrevistas que los ejecutivos brindaron ayer, dieron a entender que RIM no parecería planea ningún cambio de estrategia, lo que para algunos es lo que ha empujado a que  Research In Motion en un espiral descendente.

No está del todo claro qué podría ayudar a RIM este momento. Lo cierto es que no ha logrado llevar adelante grandes ciclos de cambio para sus productos, su transición a un nuevo sistema operativo ha sido muy problemática y lenta, y todo al tiempo que la competencia entre los teléfonos inteligentes sigue avanzando.

De esta manera, Heins tiene un enorme y muy complicado trabajo para hacer y no será nada fácil hacerlo con Balsillie y Lazaridis mirándole la espalda.

Deja tu respuesta