Repensando las vicisitudes europeas

Las conversaciones y negociaciones en torno a Grecia no cesan. El ex vicepresidente del Banco Central Europeo y actual Primer Ministro de ese país, Lucas Papademos, está enfrentando un nuevo momento clave en su intento por sacar a su tierra del pozo financiero en que se encuentra. Y la presión aumenta: el ministro de Finanzas alemán, Wolfang Schäuble, dijo que si Grecia no tomaba las medidas necesarias para poner sus finanzas en orden, los líderes de la eurozona no podían garantizar un nuevo rescate. 

Hasta ahora, Atenas no ha entrado, oficialmente, en cesación de pagos. Pero no es algo que se descarte. El Fondo Monetario Internacional dijo que era probable que el rescate de 130 mil millones de euros acordado en octubre pasado pueda que no sea suficiente para que el país alcance a reestructurar su deuda de 360 mil millones de euros de acá a 2020, la fecha que se había puesto como meta para el saneamiento de sus cuentas fiscales. 

De acuerdo a Charles Dallara, director gerente del Institute of International Finance -y, según escribe la revista inglesa Money Week, negociador de facto en representación de los acreedores privados-, los bonistas están al límite de lo que sería un acuerdo voluntario que implica una quita del orden del 65% ó 70% del total de la deuda. 

Entonces, más allá sería trabajo de los Gobiernos europeos para financiar el pasivo griego de forma tal que la deuda se haga medianamente sostenible sin producir un colapso en el país helénico, el problema es que su ratio de deuda contra PBI es tan grande que deberán pasar décadas para alcanzar un saneamiento real de sus cuentas. Actualmente esta proporción es de 180%. Para 2020, en el mejor de los casos, podría bajar a 120%, lo que está lejos de ser una “caja sana”.

Entonces, hoy la pregunta es qué podemos esperar de las nuevas cumbres. Por ahora hay cierto espacio para el optimismo de corto plazo. Desde la asunción de Mario Draghi al frente del BCE, la entidad ha inundado a los bancos europeos de dinero barato, lo que les ha permitido sanear un poco sus pasivos y tranquilizar a las calificadoras de riesgo. Pero, porque siempre hay un “pero”, “una lluvia de liquidez no puede solucionar el problema subyacente” respecto de los problemas macroeconómicos, escribe Wolfang Munchau en el Financial Times. Y este problema sería, por mucho que se evite mencionarlo, que la crisis tiene menos que ver con problemas fiscales que con un cambio estructural en la dinámica económica europea, donde el estancamiento parece ser una realidad económica que llegó para quedarse. 

El ex primer ministro laborista británico, Gordon Brown, escribió este fin de semana una columna en The Guardian sobre el papel de Inglaterra como “mediador” en la UE entre Alemania y Francia, y todos los demás. Más allá de la autopropaganda respecto de la diplomacia británica (por lo demás muy cuestionada por estos lares), es interesante el comentario que hace sobre el rol de Europa en el concierto económico global. De representar el 40% del PBI mundial hace un siglo, hoy no supera el 20%. De no hacer nada, escribe Brown, en una década este ratio no superará el 11%. 

Éste es el dedo en la llaga y lo que no debe distraernos a la hora de pensar en Europa. Más allá del tema puntual de la deuda, para quienes quieran poner un pie en el Viejo Continente es importante analizar los fundamentos de sus economías y de las compañías que son su motor económico. Son éstas, las bases de su economía real, las que nos pueden dar indicios de si existe o no un futuro en el largo plazo.

Saludos, 

Felipe.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;And his challenge at the British Open in 2011 was derailed by a 2 iron that went out of bounds on the 14th holeThe details of your physiological response to a groin kick might be the last thing on your mind when it happens, but knowing a little more about what your body doing could encourage you to prevent these kinds of injuries in the future and better address the ones that are inevitable.mcm bags for sale

Before he accepted her plea in December, the judge asked Graham to tell him what happened.prada wallet
It consists of official publications of the PLO, the Israeli government, foreign governments and international organisations, and material from Palestinian organisations and solidarity groups.ceinture hermes homme
Elysian hires Murray Stenson for its new cocktail bar

Murray Stenson fans, you just have to wait one more month before you see the living legend behind the bar again.toms on sale
It’s the careful, and scientific approach that makes it the most well rounded.hollister sale

Still, Butts’ change of heart leaves the with four openings for 2015 16.cheap toms

Denise Lawrence owns Da Notty Roots, a natural hair salon in Virginia Beach.escarpins louboutin
toms wedges

Deja tu respuesta