¿Qué pasa en el estrecho de Ormuz?

Al Golfo Pérsico lo conocemos todos. Dos guerras en 20 años son razón suficiente para lograr insertarse en la memoria. Ambas invasiones, comandadas por “los” George Bush (padre e hijo en 1991 y 2003, respectivamente) terminaron con cambios radicales en Irak y la realidad geopolítica de la región. Recién en 2011, a ocho años de la ocupación, el Presidente Barack Obama ordenó la retirada de las tropas de Estados Unidos. Pero la atención -y la tensión- persisten.

El foco lo ocupa desde hace años el vecino Irán. Gobernado por el Presidente Mahmud Ahmadinejad, su administración ha alentado un programa de desarrollo de energía nuclear que no es visto con los mejores ojos desde las Naciones Unidas. El principal impulsor de las sanciones es Estados Unidos, país que acusa al Gobierno de Ahmadinejad de, en secreto estar trabajando en un programa de enriquecimiento de uranio para a fabricación de ojivas nucleares.

Irán es enemigo declarado de Israel y el acceso a armas nucleares provocaría un fuerte desbalance en el ya complejo equilibrio de paz de Medio Oriente.

Esto, para volver al estrecho de Ormuz, el pequeño paso que comunica al Golfo Pérsico con el Golfo de Omán. Por ahí pasa el 20% del petróleo del mundo antes de salir al Mar Arábigo y de ahí al resto del planeta. En su parte sur está Emiratos Árabes Unidos y en la norte… Irán. Se trata de unos 15,5 millones de barriles de petróleo diarios.

Sanciones

La negativa de Irán a cooperar con los mandatos de Naciones Unidas respecto de sus investigaciones nucleares ha llevado a varios países a imponer sanciones comerciales en contra del país que cada día dificultan más la venta del petróleo iraní.

China, uno de los principales clientes de Irán, ha reducido sus compras a más de la mitad y varios países de la Unión Europea han acordado recientemente acciones similares. Esto ha provocado una depreciación de más del 40% en el rial iraní y, ante la evidencia de sanciones aún más fuertes que podrían provocar mayor presión sobre su economía, Irán ha decidido contragolpear.

La forma de hacerlo es a través de una amenaza, justamente, en torno al estrecho de Ormuz. El país ha advertido que si no puede vender su petróleo, el resto tampoco podrá, que bloqueará el estrecho y, de paso, a los mercados. Del otro lado, tanto Estados Unidos como Reino Unido se han comprometido a emprender acciones militares si Irán intenta bloquear la vía.

De producirse un bloqueo, los analistas estiman que los precios del petróleo podrían subir hasta US$ 50 por barril en sólo unos pocos días, con un enfrentamiento a largo plazo provocando graves efectos económicos globales. El barril, hoy en torno a US$ 100, podría dar saltos inesperados que podría  incluso duplicar su precio.

grafico petroleo
Y aunque la probabilidad de que cumpla la amenaza de Irán es muy remota (Teherán saca por el estrecho dos millones de barriles diarios y cualquier nueva interrupción de sus envíos sería catastrófica para su ya debilitada economía), de producirse podría ser otro duro golpe para la economía global. Con las empresas de seguros aumentando las primas para los barcos petroleros, las compañías petroleras pagan salarios más altos para los equipos dispuestos a asumir el riesgo adicional. Este gasto podría desde ya ir aumentando los precios del crudo, algo que es, en última instancia, lo que Irán busca.

Por ahora “el petróleo no ha llegado al río”, pero habrá que estar atentos.

Saludos,

Felipe.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;I was just laying in my bed, and all of a sudden it started shaking and started swaying back and forthHarrison Merrill might be what you’d call a classic Atlanta man, the kind of character you might see in “Gone With the Wind,” rushing to pick up the smoldering pieces after the city was razed.mulberry uk

Jordanians have reacted with shock and revulsion to Kasasbeh’s slaying, with King Abdullah II promising harsh retribution.chaussures louboutin Pas Cher

It included $60 million for Tasmanian rail improvements, but did not fund UTAS expansion plans.mcm backpack
I was wondering the procedure (if any) where i could route people to my computer thru the router.toms wedges
had a pretty crazy group when you think about Anthony Mason and John Starks and Greg Anthony and Patrick Ewing and Charles Oakley and Anthony Bonner all on one team.prada wallet

The chair of the Board of Management is the Provost, the University of Sydney.prada purse

Deja tu respuesta