¿Podrá 2012 transformarse en el año del dólar?

Si la volatilidad de los mercados de 2011 dejó alguna enseñanza, esta fue que, a pesar de la atracción que produjeron las monedas asiáticas sobre los inversores, del potencial de salvación del proyecto europeo, de la debilidad del dólar y de las ganancias obtenidas por el oro durante la última década, los inversores institucionales siempre se resguardan comprando dólares.

En una nota publicada por el sitio de finanzas MarketWatch, el cronista David Callaway cuenta haber visto en Londres a un ejecutivo de ventas senior lanzando una campaña para promover al yuan de China como moneda de reserva global. Pero desde la presentación, cuenta, el índice DXY, que mide al dólar contra una canasta de seis divisas internacionales, ha ganado 4%.

Y ahora tenemos que los pronósticos para el futuro de China se muestran menos claros para 2012 y otros mercados emergentes. Además, en Europa, siguen las turbulencias.

Los inversores siempre compran dólares, no importa el contexto. Lo hacen cuando los bancos europeos se ven débiles o incluso cuando los bancos de Estados Unidos se ven débiles. Cuando Estados Unidos perdió su calificación de deuda triple A por parte de Standard & Poor’s, el mercado dejó asentado el interés de los inversores por activos del país norteamericano. El rendimiento de los Bonos del Tesoro se mantuvo en 2% e incluso menos, factor que sorprendió a los analistas. Por su parte, el índice DXY ha subido más de un 6% desde la reducción de la calificación a principios de agosto a pesar de las ansiedades iniciales.

Mientras los inversores esperan que los mercados vuelvan a la vida en enero, el dólar es el único entretenimiento. Lo que habrá que mirar con mucho cuidado será si el dólar mantendrá su fuerza cuando el miedo cese y los titulares de los diarios ya no sean tan negativos, sumado a la posibilidad de que Europa y China inicien un nuevo esfuerzo en el 2012 para hacer frente a sus problemas económicos.

Para los grandes bancos y los mercados globales, es importante que los líderes europeos salven la moneda única por un año –o dos, o tres. Pero la idea del resurgimiento del euro como una moneda de reserva fuerte ahora es indefendible. En cuanto al yuan, 2012 podría darle lugar a su aparición en escena, siempre y cuando China deje de manipularlo y permita un comercio más transparente. Por el momento, lo único que se puede hacer es sentarse y esperar.

Lo que estamos presenciando es un cambio de tendencia. No es que se prefiera al dólar como la mejor alternativa dentro de todas las opciones, sino que es la única creíble y relativamente segura. La prolongación o el final de la crisis en Europa y la desaceleración económica en China determinarán la suerte de Estados Unidos: recuperación económica o recesión. Asimismo, los datos del momento sugieren que es Estados Unidos el que está tirando del carro para salir del abismo económico. La conclusión es una tendencia a la compra de dólares.

Con el seguimiento de los mercados financieros, día a día, semana a semana, o incluso sólo un par de veces al mes, es fácil quedar atrapado en el fragor del momento, ya sea en las acciones tecnológicas, de ETFs de mercados emergentes, energías alternativas y más. Pero a menudo los movimientos más voluminosos se dan en períodos más amplios. De cualquier forma, miremos el ejemplo del amigo dorado: en la última década, el oro ha cuadriplicado su valor.

El cambio de tendencia sobre el dólar viene incubándose desde tiempo. Lo interesante es que, cuando esta nueva corriente se consolide, no importará quién sea el presidente en Washington o si es un año electoral o no. Los políticos estadounidenses sólo responden a las migraciones de activos globales. Ellos no los manejan, comenta Callaway en su análisis.

La era de la ingeniería financiera y la banca de inversión global fue muy pobre para el dólar dado que hubo cosas más interesantes para comprar. Ahora que los inversores han sufrido en carne propia  o mejor dicho, han descubierto la fragilidad latente del mercado, están volviendo al confort de la divisa estadounidense.

En Argentina, más allá de las turbulencias y relación locales con la divisa, es un movimiento a tener en cuenta. 

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;He could see if plans for a street car and high speed rail station come to fruition, he said707On average those six left handed hitters have an.mulberry bags sale uk
Martha’s Guild Funeral Luncheon, active in the Ministry of the Elderly, and leader of the Junior Catholic Daughters of the Americas for many years.mulberry bags uk
He missed the rest of the season but again is patrolling the Broncos’ defensive center field this year.mulberry bags uk

All three have not only enjoyed their golf in Australia but played well on local layouts.mcm bookbag

I watched all of the Beanpot games including last night.mulberry sale uk
This means not only helping them with homework, but being involved with school activities, PTA type events and meetings, etc, especially if their kids are in public schools.michael kors bracelet uk

In addition to the neutralization units, the Cape Ray has been equipped with systems to contain leaks to protect its crew if something goes wrong.mulberry bags outlet
portafoglio prada

Deja tu respuesta