Microsoft advierte problemas, pero su acción sigue trepando

El director financiero de Microsoft y jefe de marketing de Windows y de la división Windows Live, Tami Reller, hace unas semanas había dicho que los resultados de ventas de computadoras de escritorio en el cuarto trimestre de 2011 probablemente mostrarán un descenso mayor al esperado.

Y fue como si nada. Los inversores ni se inmutaron y a los pocos días vino la presentación del balance de la firma, que informó de ganancias por US$ 6.620 millones, US$ 30 millones por debajo del mismo periodo de 2010. Pero como la cifra estuvo por encima de las estimaciones de los analistas, las acciones vienen experimentando un rally que el viernes la ubicó en US$ 29,72 el papel, su máximo en más de un año.

Si bien cada vez hay más productos en el mercado que pueden sustituir el uso de la computadora, éstas siguen siendo utilizadas y es poco probable que inmediatamente dejen de ser necesarias. De esta manera, la industria de PC sigue construyendo una parte considerable de las ganancias de firmas como Microsoft, Dell o Hewlett-Packard.

Pero sí, el número de ventas de computadoras está bajando. En el mercado hay cada vez más productos que cumplen las funciones de una computadora, lo que debilita la demanda. Es por este motivo que Microsoft, al igual que otras empresas, está intentando entrar en el mercado de las nuevas tecnologías. Por ejemplo, Microsoft está negociando con Nokia para que sus nuevos teléfonos inteligentes operen con el sistema operativo de Microsoft.

Es así que lejos de generar una reacción de pánico entre los inversores, los dichos de Reller con respecto a las posibles bajas en las ventas de computadoras no padecen sorprender a nadie. La caída en las ventas se acepta y se vive con ella.

Deja tu respuesta