La forma menos complicada de detectar las mejores inversiones

Me encuentro camino a Baltimore, Estados Unidos, escribiendo esta columna a diez mil metros de altitud en un avión de United Airlines. El avión no es muy bueno que digamos, las películas y el sistema de audio son anticuados. Además, los asientos hacen ruido por todos lados y algunos tapizados necesitan recambio.

Pero por lo menos el estado del avión es mejor que los de American Airlines. Los últimos viajes que hice el año pasado por esta empresa dejaron mucho que desear.

No puedo decir lo mismo de los viajes que hice a Estados Unidos, Brasil y México por empresas como Lan, Gol o Copa. En los tres casos se trataba de aviones último modelo con las últimas películas, sistemas de audio de primera categoría y todos los servicios que un pasajero pueda necesitar durante el vuelo.

¿Qué tiene que ver todo esto con las inversiones? ¿Me convertí en comentarista de experiencias aeronáuticas?  No, nada de eso, relato esto para explicarle mejor esta técnica de elección de inversiones que lo puede ayudar mucho a comenzar a invertir.

¿Cómo es esto? Simple como el agua. La experiencia que usted tiene como consumidor de una determinada empresa está muy relacionada al presente y futuro de la misma.

No es casualidad que firmas como American o United estén con graves problemas financieros, incluso American está en convocatoria de acreedores. O que compañías como Lan o Gol estén entre las empresas aeronáuticas más exitosas del mundo.

En la mayoría de los casos existe una correlación perfecta entre la experiencia como consumidor y el futuro de la empresa. 

Por ello, como inversor debe estar atento a cada cosa que consume, a cada experiencia que realice. Detrás de un gran servicio, de una gran experiencia, puede haber una gran empresa, una gran alternativa de inversión.

Algunos ejemplos que podemos encontrar en la vida diaria. Supongamos que usted es un fanático del Sur argentino, especialmente de Bariloche. Y supongamos que cada vez que usted visita esta ciudad se aloja en el famoso hotel Llao Llao. Y que queda fascinado con el hotel y su servicio. ¿Sabía que usted puede ser socio del Llao Llao? Sí, comprando acciones de la empresa IRSA en la Bolsa de Buenos Aires ya puede empezar a ver al botones del hotel de otra manera, como su empleado…

O supongamos que usted es beneficiado por el servicio financiero que le puede dar un banco como Galicia, el BBVA Francés o el Santander. ¿Sabe que puede comprar acciones de estas tres empresas si así lo desea y de esta forma ser parte de su crecimiento?

Pero vamos a ejemplos más globales. Supongamos que usted es un fanático del café de Starbucks. Que no puede parar de tomar esos cafés y soñaría con ser parte de esta empresa. Bueno, también tranquilamente puede comprar acciones de esta empresa con muy poco dinero y comenzar a ser parte de su crecimiento global y sentir que cada vez que paga un café en Starbucks está, indirectamente, agrandando su bolsillo también. 

Ojo, esta estrategia puede parecer muy básica, pero los expertos del mundo de las inversiones también la utilizan. Estamos hablando de leyendas del mundo de las inversiones como Warren Buffett, el tercer hombre más rico del mundo, o Peter Lynch, el mítico inversor que manejó los fondos del gigante financiero Fidelity por mucho tiempo.

Por ello, si quiere ver crecer sus ahorros en forma importante durante las próximas décadas invierta en negocios que lo deslumbren. Pocas veces su olfato de consumidor fallará a la hora de invertir. 

A continuación los dejo con Diego, que hará un análisis sobre la evolución y el panorama de los mercados en Europa y Estados Unidos, y con Felipe, que nos contará sobre el desconocido estrecho de Ormuz y su relevancia en el negocio del petróleo.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;How can you improve your narrative to make it even better

A three Judge bench comprising Chief Justice Iftikhar Muhammad Chaudhry, Justice Jawwad S.mulberry bags uk
4th Sound and Music Computing Conference, Lefkada, pp.michael kors uk stores
Their invitation to Rays big league camp appeared to be a result of a previous commitment by the A’s, but both took advantage to impress manager Kevin Cash with what they did and how they did it.hermes kelly

Of course, it’s not like the Pirates’ roster was devoid of talent in coach Kevin Willard’s first four seasons, with the likes of Jeremy Hazell, Herb Pope, Jordan Theodore and Fuquan Edwin all considered potential program changers.michael kors bracelet uk
Move it around in circles as if writing in the air for a minute.alviero martini outlet

Deja tu respuesta