Hungría suma un nuevo foco de preocupación

“Pequeño Putin”. Así es como han comenzado a llamar en Europa al Primer Ministro de Hungría, Viktor Orban. Hace un par de semanas el Jefe de Gobierno aprovechó su amplia mayoría parlamentaria para aprobar una nueva Constitución que le permitirá extender su estadía en el poder. Con los cambios, nadie está seguro hasta cuándo. 

Entre otras cosas, la nueva Carta Fundamental aumenta ampliamente el alcance del poder del partido de Gobierno, cambia algunas reglas electorales a su favor y controla a la Corte y al banco central. El liberal diario The Times, de Londres, publicó que la movida de Orban “es una afronta extraordinaria contra las libertades básicas” y que mientras ésta exista, el país no debería recibir “ni un centavo” de ayuda de parte de la Unión Europea.  

Con esto último, doble atención. El problema para el país es que justamente es muy probable que pronto necesite de alguna manito por parte de la UE o del Fondo Monetario Internacional.

Después de que aprobara la nueva Constitución, el florín húngaro cayó a un mínimo histórico contra el euro y el rendimiento de los bonos húngaros a diez años tocó el más que peligroso nivel de 10% de rendimiento. El instituto de investigación económica Capital Economics apunta que la economía del país ya está en el camino de una recesión y que, con los costos de deuda aumentando y el florín cayendo, los montos de las obligaciones que debe contraer para salir del pozo serán aún mayores. 

El sistema financiero húngaro depende fuertemente de las líneas de crédito de los grandes bancos de Europa Occidental, pero estos necesitan el dinero para arreglar sus propias hojas de balance, por lo que podrían retirar fondos por el equivalente al 20% del PBI de Hungría entre este año y 2013, según dice Capital Economics. 

Entonces, el Gobierno está entre la espada y la pared. Para evitar que aumente el costo de la deuda por la depreciación del florín, deberá subir sus tasas de interés de forma tal que la moneda se sostenga. Pero esto será un freno para una economía ya en camino hacia la recesión. 

grafico evolucion PBI Hungria

La verdad sea dicha, los jugadores del mercado no están particularmente interesados en el país. No es muy rico ni muy grande, pero la delicada situación en que se encuentra el euro obliga a las autoridades del Banco Central Europeo a hacer todo lo posible por evitar que países del bloque económico provoquen eventuales reacciones en cadena. Estaba previsto que Hungría adoptara el euro el 1 de enero de 2010, pero su déficit y problemas fiscales le hicieron demorar la entrada hasta, al menos por ahora, 2013 ó 2014. 

A los inversores, es una razón más a agregar a cualquier movimiento que vayan a hacer y que pueda estar relacionado con Europa. 

Saludos,

Felipe.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;In the 2003 annual report of the Department of Education Health and Nutrition Center of Philippines, dental caries remains the top ailment among pupils, surpassing even common conditions like colds, nutritional deficiency and cough (Navarrez, 2003)He’s able to move and quite frankly I love his IQ.birkin hermes
Take a full year to change your life around.cheap toms

On Saturday, we saw the first extended look at Jordan playmaking potential.ceinture hermes homme

Nixon put San Clemente on the international map, and many locals assumed it would be a boon for the town’s economy, attracting droves of summer tourists.mulberry bags sale uk
28 loss to Creighton, Jordan played just seven minutes because of a knee injury.prada handbag

features that have been prominent in the rest of the site will be retained.cheap ray bans

Deja tu respuesta