Estrategias: cómo invertir en gas natural (Parte I)

En la actualidad, el gas natural juega un papel determinante dentro de la industria de energía. Pensado alguna vez sólo como un producto secundario de la producción de petróleo, hoy en día el gas natural es explotado para múltiples usos, ya sea para el ámbito residencial o industrial, o hasta para producir energía eléctrica. Sumado a esto, este commodity está pisando cada vez más fuerte en el mercado automotor: actualmente hay 12,7 millones de autos a gas natural.

El principal factor que marca la demanda de gas natural es la temperatura. Durante el invierno es utilizado para la calefacción, mientras que en invierno es un componente fundamental para los aires acondicionados. No obstante, es en la estación más fría del año cuando el gas natural alcanza sus picos de demanda y los precios se ajustan acorde a estos.

Un dato interesante para el inversor es que el gas natural, aparte de representar el 25% del uso de energía en Estados Unidos (la primera economía del mundo), sirve como una alternativa para otros combustibles. Como siempre, es necesario recabar toda la información posible para poder invertir en este commodity de forma efectiva.

A continuación, para ir interiorizándonos, le presentamos cuáles son los sectores que presentan una fuerte demanda de gas natural y cuáles son sus medios de transporte.

Usuarios

Los tres principales usuarios de gas natural son: el sector industrial, el doméstico y el de energía. El inversor debe conocer los usuarios para tener una mejor noción de cómo la demanda afecta la evolución de los precios.

El sector industrial utiliza el gas natural como una fuente de calefacción, ya que se enciende rápidamente, y apagar la caldera de gas no demanda combustible. En comparación a una caldera de carbón, ésta quema el mineral hasta que se agote. Esto puede ser muy caro si la caldera debe ser prendida varias veces.

El usuario doméstico lo utiliza también como fuente de calefacción para el hogar. En Estados Unidos, alrededor de la mitad de la población usa gas natural para dar calor en sus respectivos hogares. También se utiliza para calentadores de agua, calderas, hornos y parrillas. Puede alcanzar los mil grados en un abrir y cerrar de ojos, lo que lo hace un combustible altamente poderoso y efectivo.

Las plantas de energía son los que más han crecido con respecto al uso del gas natural. Esto se debe a que las que se basan en este commodity son mucho más sustentables que las que utilizan carbón o petróleo. Algunas plantas que utilizan gas natural operan todo el año, mientras que otras lo hacen por un determinado tiempo.

Transporte

Usualmente el gas natural es transportado a través de gasoductos. Esto se debe en gran parte a que este commodity tiene una baja cantidad de energía por volumen y por los costos que demanda que sea transportado en barriles. Un barril de petróleo tiene la misma cantidad de energía que seis de gas natural, por lo que lo más eficiente es transformarlo en GNL (gas natural licuado) para su transporte de ultramar.

Si quiere saber más de este commodity, lea Estrategias: cómo invertir en gas natural (Parte II).

En la última entrega, Estrategias: cómo invertir en gas natural (Parte III)

 

Deja tu respuesta