“En Argentina es razonable tener parte de la cartera en soja”

Como todos sabemos, la exportación de soja es uno de los pilares de la economía argentina. Ante esto, la posibilidad de invertir en contratos de futuros de oleaginosa aparece como una oportunidad más que interesante para la cartera. Javier Marcus, gerente de desarrollo de ROFEX, contó a InversorGlobal acerca del nuevo contrato de futuros Soja Chicago que permite negociar a nivel local nuevos contratos a través del Chicago Mercantile Exchange (CME), que marca la tendencia a nivel internacional en el mercado de commodities.

Sumado a esto, analizamos un poco lo que se viene para los commodities. Si bien muchos de estos activos siempre fueron el refugio de los inversores, una potencial desaceleración de la economía china y una ruptura del euro quebrarían cualquier tipo de salvación a nivel global. Con respecto a Argentina, Marcus recomienda tener una parte del portafolio en soja dado que su precio está altamente relacionado con otros activos además de, como mencionamos anteriormente, ser uno de los principales motores de la economía argentina.

¿Qué va a pasar con las commodities en este contexto de incertidumbre?

En un contexto como el actual, las commodities son todavía un buen refugio. El riesgo está en que la posible caída del euro provoque una recesión mundial por la destrucción de demanda agregada y ahí ni siquiera las commodities serán refugio. En Argentina, dada la relación entre el precio de la soja con muchos activos y con el crecimiento de la economía, es razonable tener parte de la cartera en la oleaginosa estrella.

¿Qué pasó con la soja en 2011?

En 2011 el volumen en futuros y opciones de soja negociados en ROFEX ascendió a 9,7 millones de toneladas, lo que significó una expansión superior al 40% en relación al nivel de negocios de 2010. Los contratos más negociados fueron los futuros y opciones de soja índice, con una participación en el volumen total del 78,5%, seguidos por los futuros de soja fábrica, con un 11% del volumen y los futuros de soja cámara, con un 10,3%. En materia de precios, el balance de 2011 arrojó un saldo negativo para la cotización internacional de la soja. La primera posición en los futuros de Chicago finalizo el año en US$ 440, mostrando un retroceso de 14% en el año. 2011 comenzó con la cotización de la oleaginosa en niveles máximos, después del rally del último trimestre de 2010 y durante los primeros ocho meses del año los precios se mantuvieron firmes por la fortaleza de la demanda y las preocupaciones por el avance de la cosecha estadounidense en un contexto de clima seco.

¿Cómo afectó la crisis europea a la producción de soja?

Para el último tramo del año, con la cosecha estadounidense prácticamente definida, el escenario estuvo copado por el agravamiento de la crisis de deuda en Europa y sus posibles efectos en la economía mundial. A raíz de ello, durante el último trimestre del año los precios de la soja mostraron un comportamiento bajista hasta tocar mínimos durante los primeros días de diciembre, con valores cercanos a los US$ 400 la tonelada. Recién sobre los últimos días de 2011 los precios comenzaron a mostrar signos de recuperación a raíz de la escasez de lluvias en Sudamérica producto del fenómeno climático de la Niña y sus posibles efectos en la cosecha de Brasil y Argentina, que en conjunto representan alrededor del 60% de la cosecha mundial de este oleaginosa.

¿En qué consiste el contrato de Soja Chicago que lanzaron?

Se trata de un contrato que lanzamos el pasado 15 de diciembre, con licencia del Chicago Mercantile Exchange. Con este nuevo producto, ROFEX pone a disposición de inversores y operadores de la cadena comercial de la soja, la posibilidad de negociar a nivel local uno de los principales referentes a nivel internacional para el precio de esta oleaginosa.

En ROFEX ya tenemos tres contratos de soja (ISR, SOF, SOF) a nivel local e intentamos cubrir todas las necesidades de su cadena. Además, en junio de 2010 iniciamos un plan de productos para brindar acceso a productos internacionales. Empezamos con oro, seguimos con petróleo y ahora vamos con la soja.

¿Nos podrías dar algunas especificaciones del contrato?

En primer lugar, el activo subyacente de este contrato es Soja de Grado 2, más conocida como soja amarilla. Con respecto a la unidad de negociación, el trading de este contrato se realiza a partir de cinco toneladas del commodity, y se hace en dólares. En relación a los plazos de negociación, el contrato podrá llevarse a cabo en los meses de abril, junio y octubre con un vencimiento y un último día de negociación que será el último viernes que preceda en al menos dos días hábiles o al último día hábil del mes del contrato en Estados Unidos, que marca el benchmark internacional.

¿Y cómo funciona la liquidación del contrato?

La liquidación se hace por diferencias en efectivo, es decir, el cash settlement. Este contrato es muy chico y sin entrega, para que los inversores minoristas y los pequeños productores tengan acceso. La elección del contrato de Chicago como referencia garantiza la representatividad de los precios pactados en el mercado de futuros mediante la liquidación final del contrato frente al benchmark internacional del precio de la soja.

¿Nos podría dar un ejemplo de operación para un inversor minorista?

Supongamos que un inversor, que dispone de un capital de US$ 5 mil, considera un escenario alcista para el precio internacional de la soja. Consideremos que la soja efectivamente aumenta, en 30 días, de US$ 450 a US$ 495 por tonelada.

Siendo el contrato ROFEX de cinco toneladas, si este inversor comprara futuros de Soja Chicago su patrimonio le permitiría adquirir 47 contratos, con un margen US$ 105 por contrato, equivalente a 235 toneladas. En este caso el resultado sería de un poco más de 200% de rendimiento efectivo. Vale aclarar que el apalancamiento es  aproximadamente de 21% y juega para ambos lados. Una operación menos arriesgada consiste en comprar cheques de pago diferido y con la tasa de descuento comprar calls de Soja Chicago. Así se pueden obtener tasas muy altas pero con capital garantizado.

¿Qué beneficios existen para el productor y el resto de la cadena de la soja?

Ahora va a existir una herramienta más para realizar coberturas con precios internacionales. Esto sirve entre otras cosas porque a veces, cuando hay subas, el mercado externo reacciona más velozmente y muchos participantes hoy se cubren en el exterior. Este contrato viene a  complementar esa operatoria, a crear mercado. Existe, además, una posibilidad de arbitraje o monitoreo fas/fas, tanto en ROFEX como en el CME, con una importante reducción de garantías. Al operarse en el mismo mercado la garantía neta es menor, dado que existen bonificaciones otorgadas por la cámara compensadora ya que el riesgo asociado a la operación está más acotado. Además esta operación se realiza íntegramente en el país.

Deja tu respuesta