Cómo impacta en mis inversiones la decisión de la Reserva Federal

Contundente y sorprendente. Así fue el accionar de la del Comité de Política Monetaria dela Reserva Federalen su reunión ordinaria de ayer miércoles. El mensaje fue claro: por los próximos dos años y medio no habrá suba de tasas de interés en la economía estadounidense. Esto implica que, al menos, hasta mediado del año 2014 las tasas de interés continuarán en el mínimo nivel histórico, de entre 0% y 0,25%

¿Qué lecturas podemos derivar de lo anterior? Quizás lo que se desprende es que si bien la economía de Estados Unidos ha mostrado una recuperación en los últimos meses, dicho proceso no es de la magnitud tal para poder revertir de manera rotunda los problemas que afectan al mercado laboral estadounidense y al mercado inmobiliario. Por ende, se necesita mayor tiempo.

Asimismo,la Reserva Federalaspira a que comience a funcionar nuevamente el andamiaje del crédito al sector privado. Manteniendo las tasas bajas,la Fedbusca que los bancos se animen a prestar nuevamente al sector privado a un costo relativamente accesible.

Finalmente, el gran elemento a favor para que el banco central de Estados Unidos continúe con estas políticas es que la inflación subyacente –la inflación sin contar alimentos o energía, que pueden estar influenciados por cuestiones estacionales- se ha mantenido bajo control, lo que presupone que todavía existe margen para seguir inyectando liquidez en el mercado sin avivar el fantasma de la suba de precios.

Y todo este escenario, ¿qué impacto tiene sobre el inversor individual?

Claramente son muy buenas noticias. Bajas tasas de interés estimulan las inversiones en acciones, a partir de que los inversores buscan rendimientos superiores a los de los bonos, cuyas tasas de interés tienden a ser más bajas. Parte del rally alcista de las acciones en el comienzo de enero se sustenta en las decisiones de los principales bancos centrales del mundo de mantener sus tasas en niveles bajísimos.

Asimismo, los inversores que apuntan a la renta fija intentan buscar un mayor rendimiento en bonos cuya calificación crediticia no sea necesariamente la mejor, pero cuyo elevado cupón actúa como incentivo. Obviamente esta estrategia implica asumir mayores riesgos.

Mientras el escenario se mantenga con una inflación relativamente controlada, con una tasa de recuperación económica en Estados Unidos y con una tendencia a la estabilidad enla Unión Europea, el clima será favorable para los inversores. 

Deja tu respuesta