Atención, tu bróker puede estar twitteando información falsa

Robo de identidad y charlas con desconocidos online que terminan en tragedia son sólo algunos de los riesgos que han surgido como consecuencia del rápido crecimiento de redes sociales como Facebook y Twitter. En los últimos días a esta lista se le ha sumado un riesgo más: estafas a inversores.

La semana pasada, la Securities and Exchange Commission, el organismo que regula los mercados de valores en Estados Unidos, multó al asesor Anthony Field por publicar inversiones ficticias a través de LinkedIn y por primera vez emitió pautas oficiales sobre cómo deben utilizar los inversores los medios sociales para comunicar sus operaciones. Además, la SEC expresó una alerta sobre las diferentes posibles estafas a la que los inversores pueden estar expuestos en las redes sociales. Estas incluyen la utilización de falsas credenciales o la promoción de acciones que no piensan que pueden tener buenos rendimientos o que sean falsas.

Este escrutinio se produce en un momento en que varios asesores financieros están usando redes sociales para ganar clientes potenciales y expandir sus fronteras. Alrededor de un 47% de los asesores financieros en Estados Unidos utilizaron las redes sociales para sus negocios durante 2011, según reveló una encuesta de la consultora Aite Group.

Si bien estas nuevas herramientas son un importante medio de comunicación, los organismos de control afirman que la falta de políticas claras sobre cómo deberían usarlas los asesores financieros da pase libre al abuso.

Para asesores financieros y brokers, algunas de las reglas que intentan controlar el mal uso en las redes sociales no son del todo claras. La CSI, que supervisa a los asesores, no ha dado a conocer reglas específicas, pero la semana pasada el regulador dio algunos consejos, tales como limitar el acceso a ciertos sitos o la aprobación del contenido previo a la publicación, para que las empresas puedan monitorear las redes sociales.

Mientras tanto, la Autoridad reguladora de la Industria Financiera ha tomado cartas en el asunto y ha establecido algunas reglas con respecto a las redes sociales. Por ejemplo, exige que los brokers graben cualquier comunicación que mantengan con sus clientes por medio de las redes sociales, que las inversiones recomendadas por los especialistas a través de estos medios sean “apropiadas” para los inversores y que cualquier reclamo que el broker hace por medio de internet sea “objetivo” y “justo”.

Mientras tanto, las organizaciones de defensa del consumidor en Estados Unidos del los defensores del consumidor dicen que hay cuidados que los inversores deberían tomar para protegerse cuando utilizan las redes sociales. Según la SEC, uno de los mayores riesgos que los inversores corren al utilizar estas herramientas es en confiar ciegamente en la recomendación de un amigo o conocido. Es así que desde el organismo afirman que de la misma manera que un inversor no puede tomar el consejo que le puede dar un amigo en el club sobre inversiones, los usuarios de las redes sociales deben chequear detenidamente la información que utilizan de estos medios de comunicación.

Aún no existen regulaciones de este tipo en Argentina, pero el uso de las redes sociales en Latinoamérica avanza rápido y debemos estar atentos. El mundo avanza y todos los días surgen nuevas herramientas que nos permiten optimizar resultados, pero hay que ser cuidadosos porque éstas suelen ser un arma de doble filo: hay que saber cómo usarlas apropiadamente para lograr mejores resultados.

Deja tu respuesta