América del Sur: Brasil se aproxima a una recesión

La economía de Brasil registró una contracción intertrimestral de 0,04% entre junio y septiembre de 2011. Esto redujo la tasa de crecimiento anual a 2,1%, una caída pronunciada respecto de su crecimiento anual de 6,9% registrado en la misma época el año pasado. Con los últimos sondeos también mostrando un deslucido panorama, se espera una nueva contracción para el cuarto trimestre.

Qué dicen los especialistas

La desaceleración del crecimiento es el resultado de dos movimientos recientes. El primero pasó por intentar prevenir el recalentamiento y el segundo por evitar el deterioro de las perspectivas mundiales, dice Luciana López en Reuters.com.

El banco central aumentó las tasas de interés cinco veces el año pasado y ahora la baja en el crecimiento de China y la crisis europea están golpeando en la demanda de las exportaciones brasileñas basadas en commodities. En el frente interno “todas las demandas de partes se contrajeron”, dice Mauricio Rosal de Raymond James & Asociados. Los gastos del Estado, de capital y los dedicados al consumo cayeron. Los consumidores brasileños “podrían estar  acercándose al límite de los créditos destinados a los gastos de los últimos años”, dice López.

Otro factor es que Brasil tiene una tasa de ahorro muy baja, dice Neil Shearing de Capital Economics. Por lo que su desarrollo depende del capital extranjero. El dinero extranjero ayuda a las inversiones de las compañías, mientras que también le da a los bancos fondos para poder otorgar préstamos al consumo. Entonces, cuando el capital se retira en medio de una aversión de riesgo global, Brasil es uno de los primeros mercados emergentes “en sentir el efecto de tensión en la economía global”.

Mientras tanto, la obstinada inflación podría limitar el alcance de un impulso al crecimiento. El resultado, dice Rosal, es que la economía “depende de la solución que se le encuentre al problema en Europa”.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido