¿Por qué invertimos nuestro dinero?

Seguramente muchas personas y en particular nuestros lectores de IG se habrán hecho esta pregunta alguna vez. ¿Qué nos motiva? ¿Qué factores nos impulsan a la hora de invertir? A continuación, les propongo algunas de las muchas respuestas posibles para esta pregunta.

Por Federico Tessore – Coordinador del Programa para Inversores Iniciales

ftessoreDesde IG, nuestro propósito es ayudar a nuestros lectores a manejar sus ahorros y poder realizar inversiones personales que resulten efectivas. Pero, ¿por qué es tan importante aprender invertir? La primera respuesta que a uno se le viene a la cabeza, es que en los tiempos que corren y ante la incertidumbre económica en la que vivimos, resulta de vital importancia tomar el timón de nuestra situación financiera y comenzar a planificar nuestro futuro y el de nuestros hijos. La realidad nos ha demostrado que en el futuro, no bastará con los aportes realizados durante nuestra vida laboral, cuando nos llegue la hora de jubilarnos.

De modo que en el fondo, detrás de este interrogante hay una realidad muy simple. Trabajamos mucho para construir nuestros ahorros. Ese capital representa la suma de los esfuerzos de nuestra vida expresada monetariamente, por encima y más allá de lo que hemos gastado. Cuando invertimos, hacemos algo maravilloso y muy difícil: estamos renunciando al derecho de disfrutar del uso de ese capital a corto plazo. Todos nuestros instintos y tentaciones –muchos de nuestros pares, quizás hasta nuestras familias- nos impulsan directa o indirectamente a hacer lo contrario: “¡Gastálo ahora!”, es el mensaje que recibimos diariamente de distintas voces y a través de diversas señales. Pero nosotros, los inversores, tomamos una parte de nuestro capital y hacemos exactamente lo contrario: nos privamos de la gratificación inmediata.

Eso por sí solo es admirable. Pero además, damos un paso más allá. Nosotros, los inversores, aunque muchas veces podemos parecer “locos”, renunciamos al uso inmediato de nuestro capital a cambio de una recompensa totalmente incierta. Y como inversores en la Bolsa de valores en particular, nosotros invertimos sabiendo que ese dinero que no gastamos ni disfrutamos, en verdad, puede desaparecer. Y es que la diferencia entre el cielo y el infierno, cuando invertimos en la Bolsa, es mínima y en cualquier momento, por un simple error o por no tener en cuenta algún detalle, podemos caer y no volver a levantarnos. Claro que es posible edificar estrategias para evitarlo, y ese es nuestro propósito.

Personalmente, poniendo en práctica mi propio estilo de inversión y en busca de maximizar mis ganancias, yo sé que puedo perder dinero en muchas ocasiones. Existe esa posibilidad. Y de hecho, muchos estudios académicos enfatizan el riesgo a la hora de invertir. Sin embargo, mediante estrategias confiables, tomando las precauciones adecuadas y con una importante cuota de paciencia, la experiencia puede resultar satisfactoria, sobre todo a largo plazo.

Por otra parte, en un contexto inflacionario, invertir es una manera de combatir la pérdida del poder adquisitivo del dinero. La inflación literalmente se “come” nuestro dinero si nos limitamos a guardarlo en una cajita. Es por eso que invertir, nos permite evitar los efectos de la inflación, mantener o incluso aumentar el poder adquisitivo de nuestro dinero.

La verdadera razón

Pero, más allá de la aventura personal y la osadía de multiplicar nuestras ganancias, ¿cuál es la verdadera razón por la que invertimos? Por nuestros hijos y nietos. Porque nuestros padres y abuelos lo hicieron, e hicieron que nuestras vidas fueran mucho mejores. Porque cada peso que invertimos sostiene a la empresa y negocios que admiramos. Porque amamos y celebramos el sentido de propiedad. Y creemos que este mundo será más fuerte si hay más “dueños”, en lugar de personas que alquilan. Porque los académicos se equivocan. Porque, según la Oda de Arthur O’Shaughnessy: “Somos los que hacemos la música y somos los soñadores de sueños”, invertir es nuestro instrumento, y hacer que los sueños se hagan realidad, ésta es realmente una de nuestras metas. Yo veo cómo esto sucede diariamente, a partir de testimonios sorprendentes de nuestros colaboradores y entrevistados.

Además hay miles de razones más. Éstas son sólo algunas de las nuestras. Pero, ¿por qué invierten ustedes? Compartan sus razones con nosotros y escríbannos.

¡Hasta la próxima!

Federico

PD: Si querés acceder a recomendaciones de inversión del equipo de IG no dejes de participar del  Newsletter Valor Global y accede a las mejores recomendaciones.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;DTTL and each of its member firms are legally separate and independent entities

She initially confessed, but later recanted.mulberry handbags uk

Steve Lavin, UCLA: Head coach at St.mcm backpack

Sobriety Courts run a strict program with a demanding schedule for those you agree to enter into Sobriety Court.prada bag
Their own three run home run trimmed Illinois’ lead in half in the top of the seventh, and Nebraska managed to send two runs across in the top of the ninth.mulberry sale uk

But underneath their clothing they wore belts packed with RDX explosive and ball bearings.escarpin louboutin pas cher
Nosotros no pudimos Entonces quin la va a curar.mulberry uk
Developing an Effective Governance Operating Model

In recent years, many boards of directors in the financial services industry (FSI) have been working to bolster the effectiveness of their organizations’ governance models.louboutin boutique

Deja tu respuesta