Estrategias para generar fuentes alternativas y seguras de ingresos

Para un empleado que esté buscando aumentar sus ingresos, muchas veces, lanzar su propio emprendimiento puede ser el camino indicado. Pero esto no es fácil de hacer cuando no se puede prescindir del ingreso seguro que brinda un trabajo estable. Aprendamos algunos caminos para no estancarnos en esta situación.

Por Federico Tessore – Coordinador del Programa para Inversores Iniciales

ftessore

El mes pasado en la nota que le dedicamos al tema del dinero en el blog de IG hablamos de los aumentos de sueldo como fuente no muy confiable para aumentar los ingresos y los ahorros. En esta nota nos vamos a focalizar en un camino que puede ser un poco más trabajoso pero definitivamente más efectivo.

Recordemos que lo que estamos buscando es generar más ingresos, manteniendo el nivel de gastos, para poder generar más ahorros y así lograr hacer crecer nuestro patrimonio de la manera más segura.

Pero, ¿cómo lograrlo? Vale la pena detenerse a pensarlo y no se trata de fórmulas mágicas. A continuación veremos cómo deben ser estas fuentes alternativas de ingreso, daremos una serie de consejos para quienes estén dispuestos a multiplicarlas y mencionaremos ejemplos concretos de negocios que pueden convivir con la dinámica de un trabajo fijo, paralelo y estable.

Veamos entonces, algunas características que debe tener una fuente de ingreso alternativo para convivir con una dinámica de empleo formal:

– Debe ser legal y transparente (“No quiero perder el tiempo en inversiones o negocios oscuros”)

– Debe ser fácil de entender (“No quiero hacer algo que exija un gran conocimiento técnico y largas horas de estudio”)

– Debe ser fácil de poner en marcha (“Trabajo mucho y no puedo perder tiempo”)

– Debe comenzar a generar dinero rápidamente (“No puedo darme el lujo de esperar años”)

– Debe ser barata (“No tengo mucho dinero para invertir”)

Una vez que tenemos en claro cómo debe ser esa fuente de ingreso, veamos algunos consejos para tener en cuenta a la hora de planificarlas y ponerlas en marcha:

1. Planificar, calcular y tener en cuenta todas las opciones. Se debe invertir un tiempo en pensar qué actividades puede realizar, preferentemente compatible con la principal fuente de ingresos propia.

2. Comenzar despacio. Lo bueno de buscar fuentes alternativas es que no hay apuro por ganar más dinero. La idea es sumar, de modo que es importante bajar la ansiedad.

3. No abarcar más de lo que se puede. El riesgo debe ser razonable y se deben realizar inversiones moderadas. Es clave tener en cuenta el capital inicial y la situación económica propia para evitar endeudarse.

4. Ser paciente y perseverante. El dinero crece con el tiempo, no de un día para el otro.

5. Analizar las distintas variables. Si bien las inversiones implican asumir ciertos riesgos, la idea es emprender un negocio, midiendo las consecuencias, con una evaluación de los costos y un análisis de las volatilidades a futuro.

Ejemplos estratégicos

El objetivo es ganar e invertir, a través de fuentes alternativas. Veamos algunos ejemplos de negocios que pueden ser inspiradores:

– Un modelo de negocio que combine tres de las industrias que han experimentado el crecimiento más veloz en el mundo en los últimos tiempos: Internet (el e-commerce es una industria de $223 billones, sólo en Estados Unidos, y se espera que crezca hasta $350 billones para 2014), marketing directo (es una industria de 2 trillones en el mundo) y publicación de información (es una industria de un trillón al año).

– Iniciar un negocio propio mediante la importación de productos de China para su venta directa a través de Internet. Ésta es una fórmula de negocio probadamente exitosa. Buscar un producto popular que se venda a un precio X en el mercado local, habiendo encontrado antes alguien en China que lo venda diez veces menos y luego ofrecerlo en el mercado a mitad de precio local. Esa fue la fórmula que usó la familia Walton para crear “Walmart”, el minorista más grande del mundo. También es la fórmula de Target, Macy’s, Amazon, Best Buy, y la fórmula utilizada por la mayoría de los minoristas exitosos en Estados Unidos. Además ya no se necesita viajar a China. Con Internet se pueden buscar ideas, evaluar mercados y vender productos.

– Crear un sitio Web o blog exitoso puede resultar una alternativa efectiva en los tiempos que corren. Al principio puede requerir mucho trabajo hasta posicionar la Web en buscadores y obtener un tráfico elevado para ganar anunciantes publicitarios, pero permite manejar flexibilidad de horarios y se puede hacer desde casa.

Estos son sólo algunos ejemplos de negocios que se pueden emprender desde la casa, en las horas libres o los fines de semana y sin invertir grandes sumas. Así que manos a la obra. Hay que animarse a pensar en cómo generar otras fuentes de ingresos alternativas,  planificar y trabajar hasta llevar a la práctica una manera que resulte a tu medida.

¡Hasta la próxima!
Federico

PD: Para aprender a manejar tu dinero con eficiencia y éxito no dejes de unirte al  Programa para Inversores Iniciales de IG.

Deja tu respuesta