Sea un contrario y gane dinero antes que el 99% de los inversores

Los inversores contrarios buscan invertir en activos que nadie mira. Si la mayoría de los inversores está mirando para la derecha, el contrario mira a la izquierda. Toman decisiones opuestas al “consenso de mercado” y de esta forma se adelantan a la mayoría de los inversores. ¿En que invertiría un contrario en este momento?

Por Federico Tessore – Coordinador del Programa para Inversores Iniciales

ftessoreEn el mundo de las finanzas, el contrario es un inversor que busca ganancias invirtiendo de una manera que difiere de la opinión mayoritaria en un mercado.  Son inversores que escapan a las alternativas de inversión que logran mucha difusión en los medios y que se convierten en las inversiones de moda, por lo tanto, escapan de las inversiones que eligen la mayoría.

Los contrarios típicos se rigen por tres señales de alarma que les evitar comprar activos que no van con su filosofía de inversión:

  • La primera alarma surge cuando todos están comprando el activo. Nada más claro para vender ese activo si lo tengo dentro de la cartera o para no entrar en esa inversión.
  • Segundo, cuando el valor fundamental o intrínseco de la inversión es menor a su actual valor de mercado. Y en esta señal de alarmo el inversor contrario se parece bastante al inversor de valor, que explicaremos en otra nota, pero principalmente evita estas empresas.
  • Tercero, cuando los expertos dicen, “Esta vez es diferente.” Un muy buen ejemplo que podemos citar respecto a esta situación es cuando años atrás en plena burbuja de Internet haya por el año 2000 los analistas decían que las empresas de Internet eran diferentes, que podían crecer hasta el cielo sin generar ganancias.

En la actualidad, un inversor contrario puede estar viendo la tercera señal de alarma en el oro. El inversor contrario tranquilamente puede decir que cuando los Bancos Centrales están comprando por primera vez en muchos  años, mejor es vender. Los Bancos Centrales no son muy conocidos por sus cualidades de buenos inversores. Por lo tanto, este hecho sumado que en todos los medios del mundo se señala al oro como salvador puede ser un indicador para salir del oro. El inversor contrario se pregunta, ¿De dónde vendrá el próximo comprador para empujar los precios aun más arriba? ¿Cuál es el verdadero valor fundamental del oro?

Otra señal de venta para un inversor contrario, pero esta vez mas relacionada a la segunda señal puede venir por el lado de los bonos del gobierno americano. Las tasas de interés están en los niveles más bajos de los últimos 50 años. ¿Dónde están las perspectivas de crecimiento en esta inversión? Las perspectivas para un inversor de estos activos no parece ser muy promisoria. Por un lado le prestó a un gobierno súper endeudado que me da a devolver el dinero dentro de muchos años. Y por otro lado, en el mientras tanto me pagan una tasa de interés que es una miseria. No luce muy atractivo según el punto de vista de un inversor contrario o que evita el consenso de mercado.

Y la tercera inversión a evitar está relacionada a la primera señal de alerta de un inversor contrario y son los mercados emergentes, que parece estar muy sobre comprados. ¿Existe algún portfolio manager en el mundo que no diga que hay que invertir en los mercados emergentes? En la actualidad no parece haber mucha correlación entre el crecimiento de una economía y su performance en la bolsa. Además muchas compañías de primera línea internacional hoy están operando en la región, por ejemplo, empresas como Unilever o Coca Cola.

Esta es una cara de la moneda, los activos que un inversor contrario evitaría. Pero hay activos que pueden estar muy atractivos para los llamados inversores contrarios. Veamos la otra cara de la moneda con tres inversiones que un inversor contrario que se digne seguramente está mirando.

La primera alternativa son las acciones de Japón. El principal índice de acciones de ese país está abajo un 70% desde su pico, como consecuencia de preocupaciones respecto al alto endeudamiento de Japón, su populación cada vez más vieja y su arcaica forma de hacer negocios. Pero los inversores tienden a olvidarse de las valuaciones, que hoy están en niveles nunca vistos, por lo bajas por supuesto. Las acciones cotizan a un múltiplo de 15 veces sus ganancias, con una tasa de interés o dividendos del 2,8%, 1.1 veces el valor libros y una estimación de crecimiento en las ganancias del 17% para el próximo año. Dado que hay deflación, los costos de las empresas Japoneses están bajando, entonces pueden manejar mejor con el yen más fuerte. Sin duda, tienen todo dado para la recuperación.

La segunda alternativa de inversión que debe estar mirando un inversor contrario es el gas natural. Por muchos años hubo un ratio muy estable entre el precio del gas natural y del petróleo. Ahora, gracias a las nuevas tecnologías, el precio del gas natural bajo casi un 40% en lo que va del año. Pero los precios actuales hacen que las reservas sean antieconómicas hasta que los precios se dupliquen. Tarde o temprano esto se tendría que dar.

Y la tercera alternativa de inversión esta focalizada en las propiedades inmobiliarias, pero no de Estados Unidos, que ya crecieron, sino de Gran Bretaña. Hoy mediante los ETFs es fácil llegar a propiedades de todo el mundo y hoy estos ETFs están cotizando un 16% por debajo del valor de mercado de las propiedades en este momento. Las rentas de estas propiedades y el incremento de precios seguramente sean mucho más altos que el de la inflación. Y esto lo hace una apuesta muy interesante para el mediano plazo.

Saliendo del mundo de las inversiones globales y entrando en el mundo de las inversiones locales o argentinas. ¿Qué les parece que un inversor contrario está pensando hoy acerca de los activos argentinos? Los bonos no paran de subir, las acciones también, pero todavía menos. ¿Es momento de entrar si pensamos desde el punto de vista de un inversor contrario?

¡Escucho todas las opiniones de los lectores!

Buena semana

Federico

PD: Si querés acceder a recomendaciones de inversión del equipo de IG no dejes de participar del  Newsletter Valor Global y accede a las mejores recomendaciones.

Deja tu respuesta