¿Cometes algunos de estos 3 errores capitales a la hora de invertir tu dinero?

Las finanzas y el dinero están en el medio de la vida de todas las personas, sin excepción. Sin embargo, la mayoría de las personas no tiene una buena relación con el dinero. Veamos cuales son los errores más comunes que todos comentemos a la hora de manejar nuestro dinero e inversiones y como evitarlos.

Por Federico Tessore – Coordinador del Programa para Inversores Iniciales

ftessoreAlgunos meses atrás compartimos con nuestros lectores una nota que llamamos “Sepa cuál es el peor error que puede cometer un inversor” y más que nada nos focalizamos en los errores que comenten las personas que invierten su dinero. El post tuvo realmente muchas lecturas, uno de los más leídos del año. Sin dudas esto marca que el dinero y los errores que comentemos o creemos que cometemos a la hora de manejarlo nos dejan intranquilos y ansiosos.  Vamos a profundizar un poco más acerca de este tema.

Y para profundizar un poco más acerca de este tema nos tenemos que ir un poco más atrás. Porque en realidad, son muy pocas las personas que invierten. En realidad son muy pocos personas que ahorran, por eso, el primer error capital a la hora de manejar nuestro dinero es:

1 – La mayoría de las personas nunca ahorra o invierte nada

La mayoría de las personas lamentablemente no tiene dentro de sus prioridades ahorrar dinero y mucho menos invertir. Gran parte de las personas que está en esta categoría simplemente no genera ingresos suficientes para pensar en el tema. Pero la otra gran parte de las personas, a pesar de generar un buen nivel de ingreso, no piensa en ahorrar. Solo piensa en gastar más y más. O si ahorra lo hace para objetivos de muy corto plazo como cambiar el auto o organizar un viaje.

En el curso online que dictamos en IG Educación llamado “Los 7 pasos para invertir como un experto” analizamos en detalle las causas de este comportamiento. Y vemos como los diversos comportamientos de personas con el mismo nivel de ingresos determina si cada una de las personas pueden lograr sus objetivos financieros o no. La clave para romper esta dinámica destructiva de nunca ahorrar es manejar el dinero familiar en base a un presupuesto mensual. Un presupuesto que determine el nivel de gasto de la familia con sumo detalle. Y una vez cumplido este paso de realizar un presupuesto, es fundamental determinar los objetivos financieros de una familia. Lograr estos objetivos lleva tiempo y trabajo, pero con dedicación y determinación son posibles de alcanzar.

Por ello, la gran mayoría de las personas no logra superar este primer gran paso.

Y los que logran superar este primer gran obstáculo se enfrentan al segundo y más típico problema a superar:

2 – De la gente que ahorra, la mayoría tarda mucho en comenzar a invertir

El principal problema con este punto es que la independencia financiera no puede ser alcanzada con la misma velocidad que podemos lograr otras cosas en nuestra vida: 90 segundos de un clic en el microonda, un clic para comprar en una página Web o la marcación de voz en nuestro teléfono celular. La independencia financiera lleva mucho tiempo. No se trata de correr una carrera de 100 metros sino que se trata de correr una maratón.

Y para correr una maratón hay que comenzar a entrenar con tiempo. Hay que prepararse y más que nada, comenzar temprano. La mayoría de las personas no comienza a invertir hasta que les falta pocos años para la edad de retiro. Y esto muchas veces puede ser tarde. O si no es tarde, todo hubiera sido mucho más fácil si se comenzaba a invertir cuando comienza la vida laboral de una persona.

Muchas veces en esta etapa lo importante no son los montos a invertir sino comenzar a hacer experiencia. Comenzar a entender las alternativas de inversión y como se mueven. Es decir, comenzar a perderle el miedo a este mundo de las inversiones que es un mundo de oportunidades para todos por igual.

Pero los errores no terminan aquí. Aquellos que superaron estos primeros dos obstáculos, se enfrentan con un tercer y último problema:

3 – De las personas que invierten, muchos fracasan a la hora de seleccionar las acciones de su portafolio.

Las personas que comenten este error generalmente tienen dinero ahorrado y hasta algunas inversiones en fondos de inversión o acciones. Ya reconocieron el valor de comenzar, dejando trabajar a lo que llamamos como retorno compuesto. Pero generalmente cometen un error que es trágico: Fracasan a la hora de seleccionar las acciones.

Los inversores suelen elegir acciones equivocadas y suelen construir un portafolio mal armado. No tienen una estrategia determinada o coherente. Cuando las acciones que compran, inevitablemente bajan, el mercado es así, optan por venderlas y asumir la pérdida. Generalmente estos inversores compran caro y venden barato, se dejan llevar por la manada. O invierten en acciones de empresas malas y no las venden por mucho tiempo “hasta que recuperen”. Estas estrategias combinan los peores elementos de desesperación, optimismo ciego y codicia.

Pero a no desanimarse. Aún el peor inversor está en mucha mejor situación que las personas que no son inversores. Mientras que los primeros dos grupos de personas tienen que realizar una conversión “casi religiosa” para dejar de gastar y comenzar a ahorrar e invertir, este tercer grupo de inversores solo tiene que aprender a invertir. Algo muchísimo más fácil y que se puede lograr fácilmente dedicándole algo de tiempo y recursos.

Eso es lo que intentamos hacer desde Inversor Global, capacitar a estos inversores que ya reconocieron la importancia de la inversión pero todavía están un poco confundidos y perdidos. Aunque si logramos “inspirar” a algunos de las personas que están en los primeros dos grupos, ¡mejor así!

Bienvenidos todos los comentarios y experiencias sobre errores que hayas cometido a la hora de manejar tu dinero y como los superaste. Más allá de la teoría, se aprende de la práctica y con cosas reales.

¡Hasta la próxima!

Federico

Deja tu respuesta