El primer y gran objetivo financiero de una persona

Por Federico Tessore |


Si no tenemos en claro cual es nuestro objetivo, es complicado llegar a la meta. La planificación financiera, intenta en primer lugar aclararnos el panorama y ayudarnos a lograr nuestros objetivos. Pero no todos tenemos en claro nuestro primer objetivo. Veamos de qué se trata.

ftessoreLa planificación financiera personal significa seguir una estrategia precisa, deliberada y dirigida a la acumulación de bienes y dinero que formarán el patrimonio de una persona o familia.

Esta tarea puede estar dirigida al corto, mediano o largo plazo y no es tarea fácil.

¿Por qué? Existen numerosos imprevistos e incertidumbres de la vida que nos hacen difícil planificar correctamente. Por otro lado, existe una propensión a satisfacer nuestras necesidades ahora. Esto nos incentiva a consumir y a gastar más de lo que tenemos.

Esto provoca que muy pocos individuos puedan alcanzar el objetivo supremo de la planificación financiera: La completa tranquilidad económico-financiera (TEF).

¿Qué significa lograr la Tranquilidad Económica Financiera? Significa tener el flujo de ingreso necesario para poder mantener el nivel de vida deseado sin necesidad de trabajar.

Este objetivo muy difundido en países desarrollados hace muchos años o décadas, en nuestro país es incipiente. La mayoría de los argentinos no hace planificación financiera por la alta inestabilidad de nuestra economía. Pero justamente por esa causa, en nuestro país es más importante aun planificar.

Hay una fábula que me gusta mucho para ilustrar este punto, que es la fábula de la cigarra y las hormigas. Veamos:

Era pleno verano….

La bella cigarra estaba muy feliz,

Lo que mas le gustaba era cantar.

Acostada en el pasto

Veía a las hormigas incansablemente pasar,

Cargando hojas y otros objetos,

Siempre trabajar,

Sin descansar un minuto.

La cigarra le pregunta a la hormiga jefe,

¿Para que tanta agitación en un día tan lindo?

Y la hormiga jefe le responde;

El invierno esta por llegar.

Las hormigas acurrucadas, muy calentitas

Y comiendo muy bien.

La cigarra desesperada no encontraba lugar

Para saciar su hambre y protegerse del frío,

Tocó la puerta de la casa de las hormigas y se largo a llorar,

¿Puedo entrar?

No tengo comida ni donde abrigarme.

Está bien, sos bienvenida, pero el próximo verano

También deberás trabajar.

Le dieron alimento, cariño y le enseñaron a ser previsor

Y no solamente a pensar en lo atractivo del presente.

A no olvidar, la planificación financiera puede no ser completamente intuitiva, ya que el primer impulso cuando tenemos dinero es gastarlo. Pero la idea es justamente prevenir momentos malos haciendo una correcta planificación financiera. La fábula de la cigarra lo muestra bien claro.

Como siempre, escucho sus opiniones y dejamos abierto el debate.

Hasta la próxima,

Federico

Deja tu respuesta