El futuro del dólar como moneda de reserva mundial

Un tema que preocupa a todos los inversores es el tema del dólar y su futuro como moneda de referencia. El descomunal déficit fiscal asusta a todos. Veamos que piensa el analista Leandro Taub de Intuition Investment que nos acerca su interesante punto de vista.

El dólar es la principal moneda de reserva del mundo. El 64% de las reservas de los bancos centrales del mundo son activos denominados en dólares.

imagen taub

Hoy en día (los datos a continuación los tome de McKinnon “demand and supply economies”, BIS, FMI, OECD y MSCI):

  • El 90% de las transacciones inter-bancarias fuera de Europa se realizan en dólares.
  • El dólar es la principal moneda de referencia para los commodities primarios.
  • El dólar es la principal moneda de intervención utilizada por los gobiernos para influenciar el tipo de cambio de sus propias monedas.
  • El dólar es la principal reserva de valor, representando más del 60% de las reservas internacionales de los bancos centrales.
  • Estados Unidos representa más del 30% del producto mundial (GDP nominal como porcentaje del GDP nominal mundial).
  • La capitalización de mercado de las empresas de Estados Unidos representa más del 55% de la capitalización de empresas mundiales.
  • El mercado de deuda de los Estados Unidos explica por lo menos el 39% de los mercados de bonos de gobiernos del mundo.

Existe la posibilidad que el dólar se deprecie fuertemente en los próximos años. Sin embargo esto no impactaría necesariamente en el rol de la moneda como reserva de valor internacional. El dólar es la principal moneda de reserva de valor, sin embargo no es la única: el euro, el yen, la libra, y el franco suizo también lo son. El papel del dólar como reserva de valor no está en riesgo. Claro que si todo el planeta opta por reducir sus tenencias de dólares simultáneamente las consecuencias podrían ser devastadoras para el dólar (en términos de pérdida de valor).

El futuro del dólar como patrón monetario global puede ponerse en duda. Es posible que el mundo se encuentre transitando hacia un patrón monetario compartido entre varias monedas (dólar y euro). El euro es la reserva de valor más utilizada luego del dólar, representando hoy el 27% de las reservas de los bancos centrales del mundo. Proyectando aún más hacia el futuro, puede ser que luego el patrón monetario global se comparta entre tres monedas: el dólar, el euro, y el yuan renminbi.

En la actualidad la mayor preocupación reinante trata sobre el volumen de la deuda de los Estados Unidos: el deterioro de sus finanzas públicas. Es tal la magnitud de su deuda que se está germinando una crisis de confianza sobre el dólar. La utilidad de cualquiera sea el patrón monetario reinante, es la de regular el ritmo y la magnitud de la creación de dinero. Por lo tanto, siempre y cuando los precios de los bienes y servicios en dólares no sufran gran volatilidad (caiga o suba demasiado) el bienestar de los países acreedores no se verá afectado. Los precios de los bienes globales se encuentran un 20% abajo año-sobre-año, lo que le da espacio a la FED a imprimir mucho más dinero del que emitió hasta ahora. Es más, realmente no han emitido lo suficiente; si lo hubiesen hecho el precio de los bienes ya se hubiesen recuperado. Hoy todos hablando de la deuda, parece que se olvidan la caída que sufrieron los valores en los últimos dos años: gran parte del mundo entró en recesión y si no llegamos a una depresión realmente la vimos muy de cerca. Los precios han caído, y mucho, y la respuesta tiene que corresponder al nivel de la caída. Todo el estímulo monetario que la FED está realizando es el intento de revitalizar los precios. Hoy en día existe un exceso de bienes y servicios en relación a la oferta de dinero existente. El patrón monetario actual es el dólar, y si las autoridades de los Estados Unidos quieren mantener el patrón tienen que garantizar la estabilidad del nivel general de precios.

Leandro Taub

INTUITION INVESTMENT

leandrotaub@intuitioninvestment.com

Deja tu respuesta