Los bancos se hacen cargo de los errores que le provocan a sus clientes

Muchos inversores se dejan asesorar por sus bancos. Pero estos bancos muchas veces se equivocan. Durante los últimos meses bancos como Santander y Credit Suisse cambiaron de política y comenzaron a hacerse cargo de sus errores. A pesar de esto, volver a confiar en el asesoramiento de los bancos no es una buena recomendación.

Esta semana se conoció la noticia que el banco Credit Suisse se iba a hacer cargo de indemnizar a sus clientes que invirtieron en productos y acciones de Lehman Brothers, la entidad que quebró el año pasado.

Acá les paso algunos links que hablan en detalle de este caso, que marca un cambio de tendencia en la actitud de los bancos ante los errores que le hacen cometer a sus clientes:

Credit Suisse indemnizará a 1.700 clientes afectados por productos de Lehman Brothers

Credit Suisse indemniza clientes por la quiebra de Lehman Brother



Además, hace algunos meses el Banco Santander se hizo responsable del error de ofrecer el fondo de Madoff a sus clientes y en cierta forma ofreció también una indemnización. Acá una relato de la decisión del banco:

Madoff: Santander se apresta a una solución

Hasta hace poco era impensable que dos bancos de primera línea tengan estas conductas, entonces la pregunta es, ¿puede tomarse como una nueva tendencia la actitud de ambos bancos?

En mi opinión no. Estas medidas son muy menores y solo apuntan a resarcir a un grupo muy reducido de clientes de bancos. Millones de otros clientes se dejaron llevar por malas decisiones de los bancos y no van a recuperar un solo peso. Es decir, estas acciones más que nada buscan generar efectos positivos de relaciones publicas, estar en los titulares de los diarios, pero no son cambios sustanciales que protejan a los inversores individuales.

El problema es el sistema que usan los bancos para asesorar a sus clientes. Mientras existan conflictos de intereses entre el banco y el cliente, este tipo de problemas va a continuar ocurriendo. Si el Banco X recibe una comisión del 3% por vender un producto a y una comisión del 7% por vender otro producto b, al asesor del banco no le va a importar si el b es el mejor producto para su cliente. Va a tratar de venderlo porque gana más del doble vendiendo ese producto.

Solo cuando se cambie este sistema el problema va a estar resuelto. Mientras la única solución es que el inversor este mínimamente capacitado para discernir como armar una cartera de inversión exitosa y para entender las recomendaciones de los asesores de los bancos.

Es decir, es valiosa la opinión y asesoramiento de lo bancos, pero siempre en un marco en el cual el inversor pueda entender al asesor. No se puede confiar ciegamente en los mismos, ya que recordemos, estos asesores están trabajando con conflictos de intereses.

Hoy gracias a la tecnología, los inversores tienen acceso a mucha información y por supuesto a toda la capacitación y educación que intentamos acercar desde Inversor Global.

¡Hasta la próxima!

Federico


Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido