La firma de Madoff podría no haber hecho ni un solo negocio

Un regulador del sector especializado en corredurías dijo que no había constancia de que el fondo de inversiones de Madoff hubiera realizado negocios a lo largo de todas sus operaciones. Eso significa que o Madoff realizaba sus negocios a través de otras empresas, una estrategia que las autoridades consideran improbable, o bien no estaba realizando operaciones en absoluto. “Nuestros exámenes no mostraron indicios de comercio a nombre del asesor de inversiones, ningún indicio de que se generara algún comunicado de clientes por el agente de bolsa”, afirmó Herb Perone, vocero de la Autoridad Regulatoria de la Industria Financiera (FINRA, en sus siglas en inglés).

Desde su fundación en 1960, la empresa del inversor neoyorquino, Bernard L. Madoff Investment Securities, pasó revisiones de rutina cada dos años de la FINRA y de su predecesora, la Asociación Nacional de Gestores de Acciones, afirmó Perone.

Madoff, que fue presidente del Mercado de Acciones Nasdaq y fue una figura destacada de Wall Street durante casi 50 años, supuestamente confesó a sus hijos que el negocio de asesoría de inversiones de la empresa era “básicamente un esquema de Ponzi gigante” y “una gran mentira”, según documentos legales.

El asesor estimó unas pérdidas de al menos 50.000 millones de dólares gracias a ese esquema de Ponzi, también conocido como estafa piramidal y que utiliza el dinero de los nuevos clientes para pagar dividendos y amortizaciones a los antiguos. Por lo general, esos sistemas se agotan cuando se acaban los nuevos fondos. Todos los meses, Madoff enviaba elaborados comunicados de negocios realizados por su gestor de acciones. El noviembre pasado, por ejemplo, envió un comunicado a un inversor diciendo que había comprado acciones de Merck & Co, Microsoft, Exxon Mobil y Amgen, entre otras empresas.

También mostraba transacciones en el Fondo Difelity Investments’ Spartan. Pero Fidelity, la mayor mutual del mundo, no tiene constancia de que Madoff o su empresa hicieran ninguna inversión en sus fondos. “No sabemos de ninguna inversión por Madoff en nuestros fondos en nombre de sus clientes”, dijo en un correo electrónico a Reuters Anne Crowley, vocera de Fidelity. También parece haber discrepancias entre los comunicados mensuales enviados a los inversores y los precios reales a los que se compraban las acciones en Wall Street.