Inmuebles: prevén menos ventas pero precios estables para 2009

 

Más del 80% de las inmobiliarias de Capital Federal y el Gran Buenos Aires consultadas por el Instituto de Economía de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE) proyectó una caída en las ventas de departamentos nuevos durante 2009 en relación con 2008.

 
En rigor, el sondeo encontró al 80,5% de las inmobiliarias encuestadas estimando una merma en la actividad, mientras que el 17,5% consideró que la cantidad de operaciones se mantendrá estable y sólo el 2% opinó que se incrementará gracias a la cualidad de valor refugio que suele adjudicárseles a los inmuebles.
 
Los precios, no obstante, no sufrirían tanto la merma debido a que los propietarios no desesperan por vender los departamentos y cuando no reciben el monto deseado encuentran en el alquiler una salida rentable. Así, a juicio del 34,1% de los operadores del mercado los precios de los departamentos nuevos subirán, para el 62% se mantendrán prácticamente sin cambios y sólo el 3,9% aguarda un descenso pronunciado.
 
Fin de año frío, frío
 
La merma en la actividad, advierten desde la UADE, se viene notando en los últimos meses. De allí que ya a principios de diciembre un 92,7% de las inmobiliarias afirmara haber concretado menos operaciones con departamentos a estrenar en el último mes que un año atrás.
 
En el segmento de los departamentos usados el dato apenas mejora: el 87,8% acusó un volumen de ventas inferior respecto del mismo período de 2007. Esa leve diferencia a favor se repitió en las perspectivas para 2009, que resultaron negativas en un 78% de los casos.
 
Los precios de este segmento podrían sufrir incluso un descenso marcado, dado que el 57,8% de las inmobiliarias espera un retroceso y el 39,2% pronostica valores estables.
 
En materia de casas, tanto las nuevas como las usadas vienen sintiendo el impacto de la crisis internacional y 9 de cada 10 inmobiliarias admitieron haber cerrado menos operaciones en los últimos meses en comparación con fines de 2007.
 
Para poco menos de la mitad los precios bajarán y 3 de cada 4 auguró una caída en las ventas durante 2009.