El Club de Inversores Angeles recorre el país

En nuestra primera gira por el Interior, recorrimos las ciudades de Mendoza, Córdoba y Rosario. Decenas de inversores interesados se dieron cita para escucharnos, sorprendiéndonos por su número y la agudeza de sus preguntas. Les dejo nuestras conclusiones sobre la gira y un video con las presentaciones. ¡No se lo pierdan!

Fueron 2.600 kilómetros recorridos en tan sólo cuatro días. La aventura comenzó el domingo bien temprano con la partida desde la Capital Federal rumbo a la ciudad de Mendoza. Llegamos a destino luego de 12 horas, exhaustos pero con luz natural como para visitar algunos barrios y hablar con su gente.

Con prisa y sin pausa, el lunes iniciamos la rueda de reuniones y charlas. Por la mañana tuvimos la oportunidad de presentarnos ante Jorge Pérez Cuesta, el empresario que se encuentra al frente de la activa Bolsa de Mendoza. Nos contó sobre los planes de la Bolsa hacia las inversiones de capital emprendedor. Más tarde dialogamos con varios inversores locales interesados en participar del Club y, por supuesto, con emprendedores con proyectos interesantes.

Concluimos nuestro día laboral en Mendoza con una presentación del Club en el Hotel Aconcagua, donde reunimos a unos 40 inversores. Como no podía ser de otra manera, antes de acostarnos disfrutamos del buen vino del lugar en un muy lindo restaurante y acompañados por dos amables anfitriones.

Al día siguiente, Armando Sidlik, piloto en la aventura y miembro del Club, nos despertó al director, Sebastián Ortega, y a quien escribe para partir rumbo a Córdoba, donde alrededor de 90 inversores nos aguardaban con preguntas incisivas sobre nuestra actividad y visión del presente y el futuro.

El viaje resultó bastante largo. Las espectaculares sierras cordobesas, dignas de todo elogio en temporada de vacaciones, pierden buena parte de su belleza cuando el tiempo manda.

El reloj marcó las 4 de la tarde cuando llegamos al lugar de encuentro pactado con el vicepresidente de la Bolsa de esa provincia y dueño de la desarrolladora inmobiliaria Edisur, Horacio Parga, quien arribaría a las 5 junto con su equipo de trabajo. Horacio nos brindó un buen panorama de la dinámica realidad cordobesa.

A las 19 llegó el turno de ingresar al salón donde los inversores locales nos sorprendieron por su número y la agudeza de sus preguntas. No se trató de un auditorio sencillo. Y, aunque Sebastián y yo terminamos realmente cansados, la satisfacción era enorme por el esfuerzo realizado en la difusión de nuestro pensamiento sobre oportunidades de inversión.

La dura jornada merecía una cena en el fantástico “Paseo del Buen Pastor”, donde conversamos sobre nuestro siguiente destino: Rosario.

Llegamos cerca del mediodía. Después de acomodarnos en el hotel, dimos inicio a la última maratón fuera de Buenos Aires. Una vez más celebramos reuniones con funcionarios de la Bolsa local, empresarios e inversores.

El jueves nos encontró nuevamente en la Capital Federal, más precisamente en el Centro de Capacitación de Inversor Global, donde se dieron cita unos 40 interesados.

Estábamos agotados, pero la última presentación en Buenos Aires resultó un éxito. Nuestra exposición se vio reforzada por la presencia de Gastón Bercun, uno de los socios de Geelbe, la empresa en que recientemente decidimos invertir. Gastón brindó una muy buena presentación, reproducida en su blog (presionar aquí).

Más allá del cansancio, la gira fue muy enriquecedora. Aquí les dejo algunas de las conclusiones a las que llegamos:

1. En el 2009 deberemos llegar con los cursos al interior del país. La mayoría de los asistentes nos lo reclamó. Si la oferta de cursos sobre inversiones es baja en la Capital, en el Interior podría decirse que es casi inexistente.

2. Existe mucho interés del público inversor en destinar recursos al capital emprendedor, no sólo por las perspectivas del negocio sino también por la creación de trabajo y desarrollo que la actividad conlleva. Como dato negativo, la mayoría de la gente no está muy al tanto de lo que significa actuar como “capital emprendedor” .

3. El clima financiero no ayuda en la captación de inversores o miembros para el Club de Angeles. Muchos interesados se mostraban asustados con las consecuencias que podría traer aparejadas la crisis internacional en el ámbito local. Al respecto, una autocrítica que nos hicimos al término de la aventura fue no haber explicado como hubiésemos querido nuestro punto de vista acerca del tema.

4. Resulta difícil transmitir el concepto de “Club” que nos une y que nos permite funcionar como equipo. La primera impresión fue que el público entendía que lo nuestro es una especie de fondo donde la gente pone plata y nosotros la administramos. En consecuencia, nos preocupamos por aclarar que en un club como el nuestro los miembros se involucran y participan de las decisiones.

5. Las próximas presentaciones del Club serán imperdibles. Logramos establecer un fuerte contacto con personas e importantes organizaciones que nos ayudarán a seguir visitando é
stas y otras ciudades del Interior.

Para concluir, les dejo más abajo un video con las presentaciones que hicimos. La grabación no es de la mejor calidad, pero se llega a ver y escuchar. Para la próxima prometemos viajar con un equipo de edición profesional.

¡Hasta la próxima!

Federico

Deja tu respuesta