Trading en pares, una estrategia para ganar en cualquier mercado

Básicamente, el trading en pares consiste en tomar posición en dos o más activos al mismo tiempo, previendo un tipo de relación entre ellos que mueva sus precios en el mismo sentido o en sentido inverso.
 
Este tipo de estrategias le permiten al inversor elegir el grado de exposición que desea asumir en cada activo o clase de activos y, en consecuencia, ensayar una ecuación riesgo/retorno que se adecue a sus pretensiones.
 
Antes de repasar algunas de las más simples e interesantes formas de tomar posición en pares, conviene recordar que el retorno a obtener cuando compramos acciones dependerá de dos cuestiones principales: el riesgo de mercado y el riesgo específico.
 
El riesgo de mercado hace referencia a los movimientos bursátiles en general. Existen numerosas acciones que suben cuando el mercado baja y bajan cuando éste sube, aunque en rigor son la minoría. Habitualmente, la gran mayoría de los activos observa movimientos del mismo signo que los índices de referencia.
 
Así las cosas, muchos inversores se contentan con elegir bien sus acciones (riesgo específico) y tolerar los vaivenes del mercado con la esperanza de que a largo plazo los retornos de los índices resulten positivos.
 
Sin embargo, deberían saber que existe la posibilidad de explotar el riesgo específico de un activo en particular neutralizando el riesgo de mercado.
 
Por ejemplo, podemos comprar acciones de Procter & Gamble (PG) si nos satisfacen la empresa y sus perspectivas. A la vez, podemos apostar por el ETF Short S& P500 Prohares (SH), que sube cuando baja el S& P 500 y cede terreno cuando éste avanza.
 
La inversión será rentable siempre que a PG le vaya mejor que al S& P 500. Para las jornadas en alza del S& P deberíamos esperar subas aún mayores de PG debido a que se trata de una buena empresa, mejor que el promedio. Este comportamiento redundaría en ganancias generadas por PG superiores a las pérdidas causadas por SH sobre nuestra cartera.
 
Por el contrario, si el mercado tendiera a bajar, PG también debería caer, aunque en menor proporción. De esta forma, por la suba de SH también terminaríamos obteniendo beneficios.
 
Insistimos: la viabilidad de esta estrategia depende de que el comportamiento de PG sea mejor que el del S& P 500, tanto dentro de una tendencia alcista como de una bajista.
 
Otra variable a tener en cuenta en este tipo de operaciones es la volatilidad. Si el precio de un activo resulta mucho más volátil que el del otro, hará falta ajustar el volumen de las inversiones realizadas en cada uno, dado que, en términos de riesgo y retorno, tener mucho de algo que se mueve poco es similar a tener poco de algo que se mueve mucho.
 
Como suele suceder en estos casos, la conveniencia de apelar al trading de pares dependerá de la capacidad del inversor para comprenderlo y elaborar estrategias de manera inteligente. Cumplidos estos requisitos, el arsenal de herramientas a su disposición será semejante al de los profesionales.