Expomoney Brasil, la expo para inversores más grande de Latinoamérica

San Pablo, sexta edición de Expomoney, un megaevento que convoca a más de 20.000 inversores y un centenar de empresas relacionadas con las finanzas personales. A pesar de las turbulencias en los mercados, el entusiasmo aquí no cede y refleja el empuje brasileño sobre un segmento con gran futuro: el de las inversiones. ¡Realmente impresiona!

Estoy en la ciudad de los autos negros donde ¡más de la mitad de los autos son negros! Aquí todo es enorme, incluida la exposición. Durante tres días -miércoles, jueves y viernes- más de 20.000 personas caminan los infinitos stands del complejo “Transamerica”, asistiendo a una gran variedad de conferencias sobre inversiones y finanzas personales.

La semana próxima les escribiré más tranquilo sobre el tema, pero no quería dejar de enviarles mis impresiones sobre un mundo tan cercano y lejano a la vez para los argentinos.

En primer lugar, a uno lo conmueve el enorme desarrollo que la Bolsa de Brasil logró en el segmento de las inversiones individuales.

En San Pablo, hacer trading es furor. Imagínense: el taxista que me trajo al complejo no paró de hablarme sobre sus operaciones en la Bolsa. Todo un símbolo de la masividad que está alcanzando este mercado…

La expansión del mercado es para envidiar: hace apenas cinco años casi ningún ciudadano de a pie invertía en la Bolsa de San Pablo.

Entre los grandes responsables del fenómeno encontramos a los clubes de inversores. Existen más de 2.500 clubes en el país y crecen a un ritmo de 50 por mes. Son familias, grupos de amigos y compañeros de trabajo que se reúnen para comenzar a invertir vía Internet a través de una muy cómoda plataforma de operaciones brindada por el Bovespa.

El otro aspecto que me llamó la atención es que en paralelo a este congreso se está llevando a cabo la reunión anual de la World Federation of Investors Corporation, una asociación que nuclea a inversores de todo el mundo y que hace hincapié en la captación y capacitación de inversores individuales.

En próximas entradas les hablaré sobre cómo está impactando el desastre financiero global en la tierra de la caipirinha y las praias, donde al parecer no todo es alegría.

Deja tu respuesta