Cómo ganar dinero cuando el mercado baja

Los mercados financieros siguen complicados y su recuperación parece lejana. “¿Qué hacer en estos momentos?” es una pregunta que se repite entre los inversores. Una estrategia posible apunta a incluir en la cartera instrumentos que mantengan una relación inversa con el mercado. Años atrás esto no era sencillo, pero la llegada de los ETF lo simplificó todo.

Tiempo atrás publicamos “Aprenda a ganar cuando todos pierden”, un muy buen artículo de Nicolás Litvinoff acerca del significado y la puesta en práctica del short selling. Nos enterábamos que mediante esa estrategia era posible ganar dinero dentro de una tendencia bajista de mercado alquilando acciones a un broker, vendiéndolas en la plaza a un precio determinado y volviendo a comprarlas más abajo para devolvérselas al broker y quedarnos con la diferencia entre los precios de venta y compra. Interesante, ¿no?

De todos modos, para aquellos inversores que no quieren implementar el short selling existe una alternativa más simple: se trata de los ETF short, instrumentos financieros que replican en sentido inverso la evolución de un determinado índice o activo.

Por ejemplo, un ETF que actúe en sentido inverso al índice de acciones norteamericanas Nasdaq subirá aproximadamente 10% si el índice pierde un décimo de su valor. Es más, existen también los ETF que doblan la apuesta: el denominado QID gana 20% por cada retroceso del 10% del Nasdaq y pierde 20% por cada 10% ganado por el Nasdaq.

Estos ETF son conocidos como Double Short. Aquí, una lista con los principales double short emitidos por la empresa ProShares.

 

Verán que algunos ETF bajistas han experimentado muy buenos rendimientos en lo que va del año (la lista fue actualizada el 15 de agosto último por el sitio Bespoke).

El SKF, por caso, que oficia de inverso de las acciones financieras, supo ganar más de un 30%, mientras que el FXP -doblemente inverso del índice de acciones chinas- logró un rendimiento del 16%.

Por su parte, el que apuesta a la baja de los mercados emergentes generó un retorno del 30%. ¡Nada mal!

Cierto es también que transcurridos ya varios meses desde que los mercados comenzaron a ceder terreno, debemos preguntarnos: ¿Sigue siendo negocio apostar a estos ETF?

Difícil de saber, pero como método de diversificación parece acertado incluirlos en la cartera de inversiones.

¡Hasta la próxima!

Federico

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido