La crisis no frena a los ricos: aumentaron un 19% en Brasil y un 6% en el mundo en 2007

Los ricos resisten mejor la crisis. El número de millonarios españoles es ya de 164.000 tras crecer un 4% en 2007. En todo el mundo, el número de ricos se elevó un 6% hasta los 10,1 millones, según el 12º Informe Anual sobre la Riqueza en el Mundo publicado por Merrill Lynch y Capgemini. Además, tirando de tópicos, los ricos son cada vez más ricos: el dinero de los millonarios aumentó un 9,4% en 2007 hasta los 40,7 billones de dólares y su riqueza media supera ya los 4 millones de dólares. Los mayores crecimientos provinieron de las economías emergentes más pujantes, India, China y Brasil.
 
La crisis financiera surgida en la segunda mitad de 2007 ha frenado sin embargo el crecimiento de los grandes patrimonios, cuyo principal impulso se registró en los primeros meses del año. Las economías emergentes fueron las principales responsables de este crecimiento. Las mejoras económicas en estos países compensaron la desaceleración que las economías más desarrolladas sufrieron en el segundo semestre del pasado año.
 
Los países BRIC registran el mayor aumento de millonarios
 
El número de ricos en todo el mundo aumentó gracias a las principales economías emergentes, particularmente las de los países BRIC (Brasil, Rusia, India y China). Las mejoras económicas en estas regiones y el espectacular crecimiento de su capitalización bursátil en 2007 (un 118% en India; 291% en China; un 93% en Brasil y un 37,6% en Rusia) están detrás de este éxito.
 
India se situó a la cabeza en el incremento de multimillonarios, cuyo número se elevó en un considerable 22,7%. El número de ricos en China creció el 20,3%. Tras los gigantes asiáticos se situó Brasil, con un aumento de grandes fortunas del 19,1%. Rusia vio crecer su número de ricos en un 14,4%
 
Los ricos tienen miedo
 
Las turbulencias en los mercados financieros han llevado a los millonarios a refugiar su riqueza en los activos más conservadores y de menor riesgo. Así, los activos monetarios, depósitos y títulos de renta fija crecieron respecto a 2006 unos 9 puntos porcentuales hasta el 44% del total de los activos financieros. Del mismo, modo las grandes fortunas apostaron menos por la inversión exterior, centrándose en sus mercados nacionales, un terreno más conocido y menos resbaladizo ante los embates de la crisis.
 
El panorama era distinto a principios del pasado año. Impulsado por “el optimismo de 2006”, subraya Merrill Lynch, los millonarios invirtieron en activos de riesgo a principios de 2007; sin embargo, el miedo irrumpió con la explosión de la crisis subprime, que obligó a nadar y guardar la ropa.
 

Otra de las peculiaridades de las grandes fortunas durante el pasado año ha sido su apuesta por las energías limpias. La inversión total en energías alternativas ha crecido un 41% desde 2005 hasta 117.000 millones de dólares en 2007. Además de ofrecer sustanciosos retornos, la apuesta por estos activos permite a los millonarios participar en proyectos de responsabilidad social, apunta Merrill Lynch.