Operatoria offline verus operatoria online: Gane efectividad en sus inversiones de renta variable

Si de operaciones financieras se trata, veamos cómo opera la gran mayoría de los inversores individuales e institucionales de manera tradicional:

El inversor llama por teléfono a su asesor financiero y discute los pros y los contras de la operación que está por realizar. El asesor aprovecha la oportunidad para reforzar la relación personal con su cliente, dándoles una lógica prioridad en cuanto al asesoramiento y a la velocidad de respuesta a los titulares de cuentas más acaudaladas y a los inversores más sofisticados, con los cuales puede hablar un lenguaje financiero compatible.

Luego, el inversor le comunica la orden a su asesor. Típicamente, el inversor deberá llamar mas tarde para confirmar que la operación ha sido ejecutada. Con el paso del tiempo, el inversor llama al asesor para averiguar las variaciones del valor de su portfolio y el valor de mercado respectivo, así como también el balance de su cuenta luego de la operación, el dinero disponible y (si es cuidadoso) el costo de la comisión debitado.

Probablemente, el lector de esta nota se haya familiarizado rápidamente con este procedimiento, dado que de esta manera opera la mayoría de los inversores… por lo menos hasta ahora.

Analicemos a continuación cómo se modifica el mecanismo descrito gracias al desarrollo de las comunicaciones.

En una operación de acciones online típica, un inversor descarga de la página del sitio Web de su broker una plataforma de trading con la cual tiene acceso a información de mercado en tiempo real.

Luego de leer los researchs publicados en el site del broker online y de “bucear” en la Web, toma la decisión y dispara con el mouse de su computadora una orden de compra o venta que se ejecuta directamente a través de un sistema electrónico de redes.

El inversor sigue en su pantalla el desarrollo de la orden dada y espera la confirmación a través de un e-mail automático del sistema o de un mensaje que se abre en la misma plataforma. De forma inmediata, el inversor estudia el balance de su cuenta luego de la operación realizada.

Tanto el valor de mercado del portfolio como el dinero disponible y el costo total del trade aparecerán online al momento de confirmarse la operación y se actualizarán con cada movimiento de precios de los activos en tenencia.

Dicha comparación expone claramente las diferencias entre ambos métodos, en cuanto a velocidad, practicidad, y tiempo.  

Ahora bien, ¿qué pasa con los costos? Intuitivamente, el lector podrá contestar esta pregunta afirmando que en el método online los costos tienen que ser significativamente menores, y estará en lo cierto. De esta manera, la operatoria online de acciones se presenta como una opción más moderna, efectiva, rápida y económica que la operatoria tradicional; ventajas significativas que ningún inversor debería dejar pasar por alto.