Microsoft y Yahoo!: la novela llegó a su fin

Desde febrero de este año, los inversores alrededor del mundo vienen siguiendo con muchísima atención las alternativas de la propuesta de adquisición de Yahoo! (YHOO) por parte del gigante de Internet, Microsoft (MSFT). No es para menos, no sólo estas negociaciones tienen fuerte implicancias en cuanto a las perspectivas de riesgo y retorno de estas y otras compañías tecnológicas, sino que también se podría estar definiendo en estas negociaciones la manera en la que cada uno utiliza como consumidor los servicios de búsqueda y publicidad online, una industria de vertiginoso crecimiento que afecta la vida cotidiana de millones de personas alrededor del mundo.

La novela de la posible fusión entre ambas firmas tuvo todos los condimentos que atraen la atención de la prensa financiera global. En primer lugar, la propuesta se encuadró dentro de los esfuerzos de Microsoft (MSFT) para lograr obtener mediante la adquisición de Yahoo! (YHOO) un mayor market share y mejor tecnología para poder competir con el líder indiscutido del mercado de búsquedas y publicidad online: Google (GOOG).

De tal manera, los nombres de los actores principales, y la importancia de lo que se encuentra en juego, un jugoso mercado de perspectivas extraordinarias, garantizan el atractivo de semejante maniobra corporativa. Además, abundaron los componentes emocionantes en el guión de la novela:

  • Una oferta de adquisición que revoluciona el mercado de acciones tecnológicas.
  • Yahoo! rechazó la oferta inicial, Microsoft amenazó con una propuesta hostil y de menor precio. Google mencionó cuestiones regulatorias y de competencia como limitantes a la fusión.
  • El management de Yahoo! bajo presión para reportar buenos resultados que justifiquen rechazar la propuesta de Microsoft debido a la valuación que le daba a su empresa. Como medida de cautela para protegerse de una posible adquisición hostil, comienza tratativas de fusión con varias otras empresas, aclara que tomará todas las medidas necesarias para dificultar una adquisición hostil, e incluso plantea una sociedad con Google (el archienemigo de Microsoft) en el mercado de búsqueda online.
  • Microsoft incrementa de 31 a 33 el precio ofrecido por acción de Yahoo!, quien rechaza la oferta. Microsoft mejora la propuesta y se levanta de la mesa de negociaciones.

Si bien nada es definitivo en el mundo de las inversiones, un análisis de las noticias hasta la actualidad indicaría los siguientes resultados.Google es el gran ganador tras la retirada de Microsoft. El líder en servicios web logra alejar una posible competencia más importante en su industria. Además, tras la retirada de Microsoft, la posición negociadora de Yahoo! se ve claramente disminuida a la hora de discutir con Google un acuerdo de cooperación.

Los accionistas de Microsoft no deberían estar muy desesperanzados, es de suponerse que la fusión hubiera resultado favorable para la empresa, dado que era intención del management llevarla adelante.

Sin embargo, las fusiones son siempre muy complicadas e implican un gran riesgo a la hora de analizar sus posibilidades de éxito. Si bien la estrategia de entrada al mercado de servicios online de Microsoft se verá seguramente retrasada por la caída de la propuesta, Microsoft tiene los recursos para realizar inversiones más pequeñas y de menos riesgo en el sector.

Además, nada impide que en un futuro Microsoft pueda concretar la operación, incluso a un precio menor del ofrecido en esta ocasión. El management de Microsoft hizo lo correcto al no incrementar la oferta más allá de lo que consideraba un precio conveniente y evitando una adquisición hostil, que podría haber demorado mucho tiempo y dañado sensiblemente la calidad de los activos de Yahoo! que se estaba adquiriendo.

Los accionistas del portal de Internet, en cambio, tienen más motivos para estar disconformes. La empresa no ha logrado cumplir sus promesas de resultados en los últimos meses, y la oferta de Microsoft representaba una clara posibilidad de obtener un precio bastante más alto que el del mercado de y lograr un mejor posicionamiento competitivo.

Yahoo! deberá enfrentar ahora mayores presiones para cumplir con sus resultados, y cualquier negociación que lleve adelante será desde una posición de mayor debilidad al no tener como respaldo la oferta de Microsoft. No sería de extrañar que algunos accionistas disconformes con el rechazo de la oferta levanten quejas o incluso demandas legales contra el management de la compañía, que parece haber estado prestando más atención a su propio ego e intereses que a los de sus accionistas.